El marketing que mueve el estreno de Liga de la Justicia

Liga de la Justicia y sus acciones de marketing para Gillette con Justice League VR, y para Twitter con sus emojis personalizados.

El 17 de noviembre se estrenó en nuestro país Liga de la Justicia, la nueva película de DC con la que continúa su eterno tira y afloja con la casa Marvel por la supremacía en el cine de superhéroes.

Esta vez es Ben Affleck, interpretando a Bruce Wayne / Batman, quien se echa sobre los hombros la responsabilidad de salvar al mundo tras el sacrificio de Superman. Para lograrlo reclutará a una serie de superhéroes como Aquaman, Wonder Woman, Cyborg y Flash, conformando así la Liga de la Justicia que da nombre al film.

Y como reunir a las personalidades más increíbles de La Tierra no es suficiente, el estudio de cine ha decidido de nuevo llevar un par de acciones de marketing destinadas a dar a conocer este extraordinario equipo.

Twitter estrena emojis de Liga de la Justicia

DC Cómics y la red social del pájaro azul se han puesto de acuerdo para realizar una acción de marketing consistente en lanzar una serie de emoticonos inspirados en la película.

Para que el usuario los añada a sus mensajes sólo tiene que escribir una serie de hashtags especiales referentes a Liga de la Justicia recogidos justo debajo.

Los hashtags especiales ya están disponibles en Twitter y, hasta el momento, su acogida está siendo muy comentada y utilizada por los fans de la saga. Sin duda, un recibimiento digno de Batman y sus amigos.

Métete en la piel de tu superhéroe favorito

La realidad virtual nos facilita cada vez más el crear experiencias inmersivas de gran verosimilitud, Y DC no ha querido dejar escapar el avance de esta tecnología para publicitar Liga de la Justicia.

La acción, bautizada como Justice League VR, nos mete en la piel de uno de los héroes de la película, elegido por nosotros mismos para que, una vez en su lugar, tengamos que realizar una serie de misiones destinadas a salvar el mundo, y dependiendo de nuestro avatar y sus poderes.

A los fans de la saga les alegrará saber que la experiencia Justice League VR ya está disponible para descargar en App Store y Google Play.

Esta acción ha sido patrocinada por la empresa estadounidense Gillette, quien a su vez ha diseñado una serie de ediciones especiales de su maquinilla de afeitar Fusion Proshield, inspiradas en los propios superhéroes del universo DC. En resumen, toda una campaña a la altura de Superman y compañía.

La narración inmersiva para generar lealtad de marca

La narración inmersiva y el storytelling se están asociando cada vez más. ¿Cómo llevar a cabo esta estrategia para generar lealtad de marca con los consumidores?  

Uno de los objetivos principales de cualquier marca es generar notoriedad y obtener ventas.  Se busca esa especie de mezcla perfecta entre lo que anima a comprar y la fidelización y lealtad de marca.

La narración inmersiva se asocia de forma más frecuente al entretenimiento. Se han estado llevando a cabo varios estudios para comprobar el efecto que producen en este ámbito.

Narración Transmedia

La narración inmersiva a través de varios medios de comunicación, o narración transmedia. Película, animación, cómics, webseries, videojuegos, juegos de mesa, juegos online, etc. 

Star Wars es uno de los ejemplos más representativos. Durante la década de los 70 George Lucas no tenía mucha confianza en su universo cinemátográfico espacial. El gran empuje fue el merchandising y la secuela de la película. Aprovechar la historia de otra forma ha generado que los fans alimenten el fenómeno galáctico.

Coca Cola y su Fábrica de la Felicidad. En 2008 el gigante envió la idea de campaña a varias agencias para afrontar la crisis tan negativa que les había asolado durante la campaña pro salud en los Estados Unidos. De este concepto han salido estrategias de marketing muy exitosas.

Narración Inmersiva

¿Qué sucede si una marca quiere ir un paso más allá e invitar a su público objetivo a ser parte integrante de la propia historia?

Un caso de éxito de experiencia inmersiva fue la llevada a cabo con motivo de la película ‘The Dark Night’, en el que más de 11 millones de usuarios impulsaron el ascenso del Joker como fiscal del distrito.

Historia inmersiva en directo

Inmersive ambient en directo donde los espectadores acuden vestidos, acorde a la temática de su película favorita. Es una verdadera estrategia para los fanáticos de películas míticas.

Realidad Virtual y realidad aumentada

El vídeo 360. Si se combina con la realidad aumentada, lo que significa que se interactúa con el mundo digital, todo el proceso se vuelve más inmersivo e interactivo. 

En el mundo actual, tan sobreinformado y en el que el consumidor vive rodeado de información y numerosos canales para acceder a la misma, entender una historia y cómo comunicarse es fundamental.

El storytelling traslada cada historia a una plataforma donde la audiencia interactúa y puede participar, ser integrante activo, vivir su propia experiencia y convertirse en fiel defensor de una marca.

El remake de IT siembra el marketing de terror

El remake de IT se vuelca con diferentes estrategias de marketing, como la posibilidad de visitar la casa embrujada a través de la experiencia ‘The IT experience: Neibolt House Hollywood’ o ‘IT Float: A Cinematic Virtual Reality Experience’ con la oportunidad de estar frente a Pennywise.

¿A quién no aterró Eso cuando la miniserie que narraba sus horrores llegó a nuestras pantallas, allá por 1990? Pennywise, el payaso basado en la novela de Stephen King, evitó que durante una buena temporada durmiéramos tranquilamente. Y ahora, diecisiete años después, el remake en forma de película se propone recordarnos aquel trauma.

Este viernes 8 de septiembre el último film inspirado en la obra del maestro del terror vuelve a los cines, y Warner Bros no ha querido desaprovechar la oportunidad de marketing que supone:

 

The IT experience: Neibolt House Hollywood. Sólo para los más valientes

Imagina adentrarte en una de las localizaciones más famosas de la historia y salir para contarlo. Esta es la idea de The IT experience: Neibolt House Hollywood en Los Ángeles.

En esta particular casa embrujada, el personaje de Georgie (el niño que pierde su velero de papel en una alcantarilla) te guía a través de su interior mientras te topas con escenarios sacados de la película y actores caracterizados. Y como no podía ser de otra forma, sus visitantes acaban en lo más profundo del subsuelo, cara a cara con Pennywise.

La atracción dura unos veinte minutos, y sólo pueden entrar siete personas a la vez, representando al “Club de los Perdedores”.

 

IT: Float. A Cinematic Virtual Reality Experience. La realidad virtual que te hará temblar

Por si una aterradora experiencia en una casa tétrica y medio derruida en busca de un monstruo con apariencia de payaso fuera poco, la productora lanzó hace algunas semanas IT: Float, un paseo creado para plataformas que aprovechan la realidad virtual o los vídeos 360º a través del tráiler de la película.

En el vídeo, entramos de lleno en las alcantarillas de la ciudad de Derry, desplazándonos despacio y con cautela hasta descubrir el mal que permanece en el recodo más profundo de sus entrañas. Desde luego, nada recomendable si le tienes miedo a los payasos.

Marketing post-moderno ¿Te suena? Prepárate para la nueva era

Marketing post-moderno es el nuevo término que emplean algunos expertos donde ciencia y arte deben fusionarse más que nunca ¿Te suena este nuevo concepto?

A partir de ahora está produciéndose una oleada en marketing que se está esforzando por crear experiencias poderosas y emocionales, asegurando que lleguen al público idóneo y en el momento adecuado.

Esta mezcla emocionante y llena de creatividad es donde los equipos de relaciones públicas y marketing se están centrando. Pero ¿cómo pueden empezar a trazar sus estrategias en este sentido?

Algunos analistas y expertos en la materia han afirmado que el marketing está entrando en una nueva fase de desarrollo post-moderno, aplicando las distintas fases de la historia (pre-moderna, moderna y post-moderna) al campo del marketing.

La fase pre-moderna ya pasó. Aquí el objetivo era fundamentalmente provocar una respuesta emocional y formar métodos muy intuitivos cuando aún no estaban influenciados por la ciencia.

A continuación, le siguió el marketing moderno, que ha dominado las últimas décadas, ha puesto gran énfasis y se ha centrado en la ciencia y la tecnología.

Por último, y ya en la fase del marketing post-moderno, la tecnología ni mucho menos se deja a un lado. Lo que se intenta es captar esa parte emocional, respetando lo que se ha conseguido en las dos fases anteriores, y tratando de alcanzar el objetivo marcado y en el momento idóneo.

No cabe duda que la tecnología y la ciencia serán parte indispensable de las campañas, pero los marketers deberán captar ese elemento emocional para cumplir con ambos objetivos.

Dicho esto, las marcas necesitarán para llevar a cabo sus estrategias, fenómenos como la Realidad Aumentada, el VR y la Realidad Mixta.

Durante la fase de marketing post-moderno que estamos atravesando, los consumidores se sienten atraídos por las marcas que comparten sus gustos y preferencias.

Para ello se deberá dar primordial importancia a transmitir los valores de marca. Dentro de la estrategia se deberán contar historias que generen engagement con el público objetivo.

La nueva era del marketing post-moderno empieza a despuntar en numerosas campañas. Una fusión de emoción y tecnología que no dejará impasible a la publicidad.

Tendencias de marketing visual de contenidos ¿Qué hay de nuevo?

Te presentamos las tendencias de marketing visual que más impactarán a los espectadores durante este año 2017, muy prácticas a la hora de aplicar en las estrategias de marketing.

La realidad virtual ya está aquí

El mundo cada vez avanza más deprisa y con él la tecnología. Si la realidad virtual (VR) era un recurso costoso e ineficiente hace apenas una década, en la actualidad somos testigos de su utilización cada vez más creciente en todo tipo de proyectos. Su calidad estética, innovación y, sobre todo, capacidad para sumergir al usuario están cobrando cada vez más fuerza en todo tipo de empresas.

Un ejemplo claro se encuentra en el mundo de los viajes, donde el vídeo 360º muestra a los televidentes de manera interactiva y estimulante su destino soñado: Tailandia.

El color vuelve a ser el rey

En los últimos años, planos, enfoques y paletas de color están abriéndose hueco en la industria audiovisual. Y no sólo en cine, donde atrevidas combinaciones de color están constantemente de actualidad (‘La La Land’, ‘Moonlight’ o ‘Animales Nocturnos’ son buen ejemplo de ello). Las marcas también se suman al movimiento: capaces de engalanar campañas en gamas de color exuberantes y diálogos entretenidos. Todo lo necesario para captar la atención del consumidor por vista y oído.

La verdad sin filtros

La saturación de momentos idílicos es el pan de cada día si encendemos nuestro televisor, navegamos por las redes sociales o leemos el periódico. Ante la incredulidad creciente a mensajes demasiado perfectos, se valora mucho más lo auténtico. Ideas del día a día que resultan atractivas por su cercanía, y no por su perfección.

Las mujeres cogen las riendas

Utilizar la imagen femenina en campañas ligándola al rosa, al continuo adelgazamiento o a la pasión por el maquillaje y los accesorios está quedando obsoleto por las nuevas marcas, capaces de mostrar a la mujer todoterreno más actual de 2017.

El mundo como inspiración

En un mundo cada vez está más conectado y globalizado, la gente viaja más y las culturas se entremezclan. Utilizar la idea del planeta unido en paz y armonía puede llegar a formar una imagen muy atractiva en la mente del espectador. Una campaña inteligente, de conceptos simples como la inclusión e igualdad, pueden acercar a los usuarios y hacerlos confiar en un producto o servicio.

El poder de lo absurdo

El humor ha sido desde siempre uno de los motores más importantes a la hora de captar la atención del público. Hoy en día se resume en GIFs, memes e ideas disparatadas, espontáneas y, en ocasiones, un tanto raras.

KaleLimp es un clip en el que la agencia creadora no hace ningún intento por mencionar a la marca real. Es una campaña puramente absurda, destinada a sacar una sonrisa al espectador gracias a los juegos de palabras tontos, una paleta de color discordante, y a la extraña idea de que existen perros de ensalada.