La última experiential marketing de la saga Rocky golpea el metro de Londres

Rocky Balboa lanzó a la fama a Silvester Stallone y el reciente estreno de la película de la saga “Creed: La leyenda de Rocky”, no le está tratando nada mal.  De momento, ha sido galardonado en la antesala de los Óscars con el Globo de Oro a mejor actor de reparto. Los demás éxitos están por ver.

A todas estos reconocimientos que forman parte de la promo, cómo no, se suman las acciones de marketing de Warner Bros, poniendo toda la carne en el asador con tal de conquistar a nuevos espectadores, o también a los más nostálgicos que han disfrutado de las anteriores entregas aprendiendo lo que es el esfuerzo físico y mental del boxeo, y sufriendo siempre el último combate en el ring.

Esta vez y a primera hora de la mañana, la activación se desarrolló en las escaleras de “Chancery Lane”, una de las estaciones del metro de Londres, donde la productora ha aprovechado el perfil de algunos de los personajes y la banda sonora con el tema estrella tan conocido, para acaparar la atención de los viandantes, que atrapados por la música, llegan a sentirse parte de la película por unos minutos.

El primer golpe llega cuando bajan del metro y se encuentran en el andén un cartel bajo el mensaje: “Take the stairs for a motivational surprise”, animándoles a subir el sinfín de escaleras con el objetivo de alcanzar una recompensa. Una vez llegan a la meta son recibidos por una banda de música y un grupo de sportmaníacos que uniformados con el chándal gris de Rocky les reciben como auténticos héroes y protagonistas de la peli.

Sin duda, una experiential marketing original y motivadora para afrontar un día cualquiera con otro talante.

Acciones de éxito dentro de una sala de cine

Seguramente alguna vez te habrás encontrado con la típica situación en la que estás con un grupo de personas y una de ellas por casualidad hace el acto reflejo de abrir la boca. El efecto es inmediato. El resto cae al instante.

Como en marketing casi todo vale con tal de captar la atención del usuario y conseguir el objetivo marcado de visión de marca y adquisición de nuestros productos o servicios, a continuación contamos como una acción tan cotidiana como el bostezo provocó el sueño generalizado de toda una concurrida estación de metro en la ciudad brasileña de Sao Paulo.

Uno de los principales motivos por los que el espectador acude al cine, es porque siente que lo que ve está sucediendo de forma real y le hace desconectar de todo lo que ocurre en el mundo exterior durante al menos un par de horas. Si a esta experiencia añadimos una acción dentro de la sala justo antes de que dé comienzo el espectáculo, lo más probable es que esa película se convierta en el claro ejemplo de las que dejan huella para el resto de nuestras vidas. Se quedará guardada para siempre en la filmoteca de nuestro cerebro.

Llevar a cabo acciones de marketing dentro de una sala de cine es algo que a las marcas les atrae, con lo que cada vez se está imponiendo con más frecuencia el “experiential marketing” o marketing experiencial. Una forma original de impresionar al público y aportar valor añadido emocional a los visitantes.

Por citar algunos ejemplos, nombramos los dos casos más recientes de éxito que dejaron boquiabiertos a los espectadores dentro de una sala.

– El primero de ellos, a través de la acción “¿Vamos a ver 50 sombras? #MejorBésame y vamos a vivirla”. Justo antes de dar comienzo la taquillera y exitosa adaptación de la novela erótica de E.L James, la marca de lencería “Vicky Form” llevó a cabo todo un despliegue de parejas, en el que tanto modelos masculinos como femeninas luciendo sus prendas, fueron preparando el ambiente entre el público para lo que iba a ocurrir a continuación. El objetivo, a la par que publicitar y poder comprobar en primera persona lo bien que sienta la lencería, fue celebrar el mes del sexo, brindando una experiencia real a cientos de mujeres durante la transmisión de la película 50 Sombras de Grey.

Toda una experiencia y un despliegue de realidad sexual para las fans cuando pudieron comprobar que además, encontraron debajo de sus asientos el kit completo 50 sombras: antifaces de encaje, prendas de lencería y maquillajes.


– La segunda acción no se queda atrás por parte de Sony. Imaginad la cara de los espectadores, cuando justo antes de que dé comienzo la vigesimotercera película de la serie James Bond “Skyfall”, uno de los espectadores, en plena función y a través de la emisión del anuncio “The Xperia Soda Stunt”, encuentra que dentro de su vaso de refresco habita el último modelo de Smartphone de la marca. Sin duda, “Misión cumplida” que no imposible. Una activación sumergible en toda regla.


Otro de los fenómenos que despierta este tipo de acciones es la red: su vídeo del anuncio en YouTube se extiende de forma increíble, con lo que la experiencia se viraliza para otros tantos millones de usuarios que por unos segundos saborean y experimentan el mismo engagement y conexión con la marca.