6 razones por las que la tecnología está revolucionando el engagement de las marcas con el consumidor

Previo al engagement actual, las marcas eran independientes y su única interacción con el usuario era a través de los anuncios en televisión o su exposición en tiendas.

Lo que se conoce como el compromiso de marca ha llegado para quedarse, y en realidad esto es algo beneficioso para todos. Ahora resulta raro no encontrarnos con alguna de las marcas más conocidas en redes sociales, y además de hacernos partícipes a través de sus ofertas o concursos, ya nos ofrecen su lado más humano interactuando a diario con los usuarios a través de sus diferentes perfiles.

La tecnología va evolucionando y la forma en que interactúan las marcas con el usuario también. Algunas tendencias como Internet de las Cosas o el Big Data están obligando a las marcas a pensar en nuevas formas de engagement con el consumidor. Es por ello por lo que a continuación exponemos seis nuevas predicciones sobre como la tecnología está incidiendo y cambiando el compromiso marca-usuario final:

1.- Se producirá una bifurcación entre Estados Unidos y Europa en cuanto a la intimidad y protección de datos personales del usuario. En USA las barreras de privacidad irán eliminándose, permitiendo a las marcas adaptar su publicidad a las necesidades del consumidor. Sin embargo en Europa, la normativa contra la privacidad es más restrictiva y los responsables del sector seguirán enfrentándose a ciertos obstáculos. ¿Qué consecuencias conlleva? Mientras que en Estados Unidos el engagement y contacto directo de las marcas con los usuarios será más dinámico, en Europa deberán continuar utilizando métricas para determinar qué es lo que realmente gusta a sus potenciales clientes.

2.- El IOT (Internet de las Cosas) abrirá nuevas oportunidades para las marcas. Podrán ganar más conocimientos acerca de las preferencias y gustos de los consumidores a través de todos los dispositivos que mantengan conectados, por lo que ellas procurarán estar allí cuando más lo necesiten.

3.- Marca y consumidor irán de la mano. La proliferación de Redes Sociales y los avances de la realidad virtual como Oculus Rift y alguna tecnología más, hacen que estos dos elementos avancen juntos y en el mismo sentido.

4.- La moneda virtual, el Bitcoin irá ganando terreno. A pesar de haber tenido algunos problemas como el escándalo “Silk Road”, la web de venta ilegal de sustancias ilegales que también funcionaba con la cibermoneda, la realidad es que está creciendo, y que con ella las transacciones serán más fáciles.

5.- “Minority Report” se vuelve real. Ya hemos adelantado que en EE.UU, donde el concepto de privacidad ha desaparecido, la experiencia de marca puede convertirse en un hecho a medida para el usuario. Imaginad lo que puede ocasionar este intercambio de datos a cambio de una experiencia inolvidable. Por ejemplo con un escáner de retina o con las huellas dactilares, tener la oportunidad de ver los bastidores de una tienda convertidos en una colección de ropa a medida. Increíble ¿Verdad?

6.- Las marcas van a adquirir tanta relevancia que se volverán realmente útiles. Será tan intenso el contacto entre marca y usuario, que hasta nuestros puntos más débiles serán el punto de mira de las marcas para convertirlos en beneficios. Imaginad que la marca de papel higiénico sepa cuando se agota tu último rollo en casa y sea capaz de activar un nuevo pedido para que no falte.

Imagen: Started rendering with blender for a small project por Herr Olsen disponible bajo Licencia de Atribución No-Comercial y Sin-Derivaciones.