4 razones por las que la película Downton Abbey será un éxito este otoño

Downton Abbey, una de las series con más éxito de los últimos tiempos, quiere obtener los mismos resultados positivos en su salto a la gran pantalla.

Parece ser que 6 temporadas no han sido suficientes para los fans de la exitosa serie. Está claro que sus incondicionales seguidores se quedaron a medias con el último capítulo de la sexta entrega y ¡oh no! esta historia no podía quedar así. Sin duda de algún modo tenía que continuar y seguir cobrando vida.

De ahí que el equipo de esta exitosa serie británica que ha sido capaz de atrapar a un público tan diferente, se lance esta vez con un guión que pretende mantener toda la esencia de la familia Crawley y los habitantes de Downton.

El ambiente sigue siendo a principios del S.XX, en el mítico castillo residencia, donde se desarrolla casi todo el entramado de la serie, y que esta vez a través de la película reciben a los reyes de Inglaterra, Jorge V y su consorte.

Las razones por las cuales Downton Abbey será un éxito

El éxito de esta historia radica precisamente en la propia esencia de ese espíritu británico que lucha por la defensa de las tradiciones, frente a la sociedad que está por venir, más moderna, más igual, y todo ello mezclado con amores prohibidos y secretos familiares representados por un elenco de personajes capaces de adentrarse y formar parte de la vida de cada espectador.

El creador de la serie Downton Abbey, Julian Fellowes, el director de la película Michael Engler y dos de sus protagonistas, Hugh Bonneville y Michelle Dockery, ofrecieron algunos detalles sobre uno de los estrenos más esperados para este otoño 2019.

Veamos algunas de las razones por las que no dejará impasible al público de la gran pantalla.

  1. Una versión a gran escala de la serie

Una de las mayores fortalezas de Downton Abbey es su capacidad de recrear a la perfección la época en la que se sitúa la historia.

Además, todos los elementos se cuidan con mucho recelo y teniendo en cuenta hasta el último detalle, tanto la vestimenta, los decorados o todos los aspectos protocolarios propios de la realeza y de las altas esferas de la sociedad de la época.

El principal objetivo del director era evitar que el espectador percibiese la película como una versión de la serie con más presupuesto. Su gran anhelo ha sido ofrecer un extra de valor que haga que haya valido la pena dar el salto de la película a las salas de cine.

  1. Cambios sustanciales en los personajes

El personaje de Lady Mary, que los espectadores de la serie conocen como una joven poco propensa a asumir sus responsabilidades, sorprenderá en la película, porque esta vez asume un rol de mucha importancia. A su vez, el personaje de Lady Edith, interpretado por Laura Carmichael, encontró el sosiego al final de la serie, y esa parece ser la línea que va a seguir en la película.

Más allá de estos dos personajes, queda claro que uno de los mayores reclamos de la película será ver cómo evolucionan los personajes en un espacio de tiempo mucho más reducido que el de una serie de televisión.

  1. Su origen como serie abre la posibilidad de una secuela

Downton Abbey es una serie en origen, con lo cual se está especulando con una secuela incluso antes de que se estrene la película, y es que tras seis temporadas, es previsible que el espectador se vaya a quedar con ganas de más. Hugh Boneville, el director, dejó abierta esa puerta.

Evidentemente, esta es una manera del director de generar cierta expectativa entre los espectadores y lo más seguro será que la taquilla sea la que dicte si habrá una secuela o no.

Los fans se entretienen mientras esperan el estreno

Muchos de los fans, lejos de esperar tranquilamente al estreno de la película, han querido visitar los escenarios reales donde se desarrolla esta historia.

El castillo más visitado es el de Highclere, al sur de Inglaterra, lugar en el cual se grabaron varias escenas de la película. Los visitantes incluso acuden con las ropas típicas de la época que se pueden ver en la serie y que se podrán ver en la película. Esto ha supuesto unos ingresos extra para este castillo y para muchas otras localizaciones, que están rentabilizando la enorme popularidad de Downton Abbey.