Tecnología Beacon: un potencial para eventos y la industria del cine

Los beacons son una tecnología que se implementó en tiendas tecnológicas y estadios, pero cuyo auge ha hecho que lleguen a eventos de diferente índole.

Los beacons están consolidándose en el mundo de los eventos debido a las magníficas prestaciones que ofrecen. Anteriormente se utilizaron otro tipo de tecnologías, pero nunca existió una que satisficiera a los organizadores y a los asistentes.

Tecnología Bluetooth

El beacon es una tecnología que se sustenta en el bluetooth para su correcto funcionamiento. Esta característica permite que sea una tecnología muy fiable, puesto que el bluetooth es una manera óptima de conectar con los asistentes a un evento.

Como se ha indicado anteriormente, la única limitación que presenta en la de la distancia. Si un evento se organiza en una zona muy amplia, se deberá tener en cuenta que los asistentes recibirán unas u otras informaciones dependiendo de en qué zona del evento se encuentre.

¿Cuáles son sus principales funciones?

Los beacons tienen como función principal el permitir a los organizadores tener una comunicación dinámica y optimizada con los asistentes. Esta tecnología permite enviar notificaciones o contenidos según la zona del evento en la que se encuentren, ya que la proximidad es un dato clave.

Esto permite que la experiencia del asistente sea mucho más enriquecedora. Permite una interacción entre el evento y los asistentes sin tener que recurrir al contacto directo entre unos y otros.

Gamificación, un aspecto cada vez más importante

Cada vez es más importante tener en cuenta la gamificación en todo evento corporativo, de cara a enriquecer la experiencia de los asistentes. Algunas de las opciones más interesantes son:

  • Enviar información que ayude a que el público recorra todas las zonas del evento de una manera amena y que agilice el desarrollo del mismo.
  • Otorgar recompensas a cabo de acciones que ofrecerán información interesante para la organización, como encuestas, formularios…

Posibilidades de Networking

Los Beacons pueden ser el empujón que hace falta para que el networking empiece a fluir en un evento. Si los asistentes se identifican por sector, será más fácil que cada persona pueda ponerse en contacto con aquellas personas que puedan estar interesadas en su área de negocio.

Oportunidad para patrocinadores

El hecho de poder comunicar directamente con los asistentes es algo muy atractivo para los patrocinadores. Cualquier aliciente de cara a conseguir patrocinadores es bienvenido, y este aliciente en concreto no podría ser más poderoso.

Poder comunicar directamente a los asistentes es un valor muy importante. Además los patrocinadores podrían recibir información de posibles clientes, resultando así muy interesante su presencia y apoyo al evento.

Registro de asistencia

El registro de asistencia es un dato crucial. En algunos casos la entrada es libre y la asistencia es muy difícil de cuantificar. Incluso en el caso en el que haya entradas, la asistencia real no tiene por qué coincidir con la emisión de las mismas.

Además, puede que algunos asistentes lleguen tarde o se vayan pronto. La tecnología Beacon permite controlar el número de asistentes de manera precisa, sabiendo el nivel de afluencia en cada momento del evento.

La industria del cine no se queda atrás

Dos empresas norteamericanas no han querido dejar pasar la oportunidad. Se ha instalado la tecnología beacon en más de 300 salas de cine en Estados Unidos. Los promotores de esta iniciativa creen que se trata de un primer paso que cambiará la realidad de los cines.

El objetivo es ofrecer artículos de merchandising de la película que los espectadores acaben de ver. De esta manera, se estará impactando a los clientes en un momento óptimo, ya que estarán en una situación muy propicia de cara a comprar algo relacionado con aquello que acaban de ver y disfrutar.

Uno de los aspectos fundamentales es el pago a través del móvil, ya que se busca que el proceso de decisión de compra sea lo más corto y cómodo posible, reduciendo así las opciones de que el cliente rechace la compra.