News Resucita tu marca con el marketing experiencial

El marketing experiencial puede ser la llave que necesitas para resucitar tu marca y volver a ser relevante en tu sector.

25 septiembre 2019

Acciones Marketing

El marketing experiencial puede ser la llave que necesitas para resucitar tu marca y volver a ser relevante en tu sector.

De todos los eventos que organizan las marcas, aquellos que incluyen un componente experiencial siempre se llevan la palma en cuanto a las buenas opiniones por parte de los asistentes.

Pero, ¿qué es el marketing experiencial?

El marketing experiencial, que también se le conoce como marketing de «engagement» o marketing de fidelidad, se diferencia principalmente en una cosa del resto de estrategias de marketing: anima a los consumidores a interactuar con la marca.

El objetivo primordial del marketing debe ser generar experiencias memorables con los consumidores. Ninguna estrategia consigue una conexión emocional tan fuerte con las personas como el marketing experiencial.

¿Cómo funciona el marketing experiencial?

El aspecto clave del marketing experiencial es que, a diferencia de la mayor de estrategias de marketing, en este tipo de técnica es el consumidor el que decide proactivamente relacionarse con la marca.

Uno de los principales problemas de los anunciantes es resultar intrusivos o molestos con las personas. A nadie le gusta que le interrumpan un programa en la televisión o un vídeo en Youtube para enseñarles un anuncio, por eso el componente de voluntariedad del marketing experiencial es tan importante.

Genera ruido con tu marca

Queda claro que el marketing experiencial no se asemeja a ningún otro tipo de marketing, por lo tanto, de cara a planificarlo, no se puede plantear de la manera que se plantea cualquier otra estrategia.

Un buen proceso creativo es imprescindible para alcanzar los objetivos que se planteen. Además, se deben cuidar especialmente los siguientes puntos:

  • Investigar el mercado

¿Qué intereses tienen las personas susceptibles de acudir al evento? De cara a incentivar que se generen experiencias entre los consumidores y las marcas, dichas marcas deben exponer algo que se encuentre entre los intereses de los potenciales consumidores.

Es decir, no solo se trata de innovar en la forma, sino que los contenidos se deben cuidar al detalle, ya que el concepto experiencial por sí solo no conseguirá el éxito.

  • Resultar atractivo

Cuando se está haciendo un evento diferente, hay que comunicarlo de manera diferente. Diferente, en este caso, quiere decir innovador y convincente. No se puede pretender que sea el propio evento el que haga de reclamo para los asistentes, es decir, no se puede dejar de lado la comunicación.

  • Fijar los objetivos

El objetivo de un evento de marketing experiencial no debe ser sorprender a los asistentes. La sorpresa debe ser el vehículo que se utilice para hacer llegar el mensaje. Dicho mensaje se debe definir claramente como el objetivo que se pretende conseguir con el evento de marketing experiencial.

En muchas ocasiones, las marcas se esfuercen mucho en ofrecer una experiencia positiva a los consumidores y, en efecto, consiguen realizar dicha experiencia. El problema surge al analizar los objetivos alcanzados y el retorno obtenido tras la inversión realizada.

Por lo tanto, se debe fijar con mucha claridad cuál es el objetivo para, posteriormente, poder medir y evaluar hasta qué punto se ha conseguido. De esa manera, se podrá valorar de manera objetiva el valor que el marketing experiencial ha obtenido para esa marca.