Actualidad ‘Misión Imposible: Fallout’ y el salto de Tom Cruise a 8.000 metros de altura

Misión Imposible, Misión Imposible Fallout, Tom Cruise, salto HALO
El salto a 8000 metros de altura demuestra que Tom Cruise, protagonista de la última entrega de ‘Misión Imposible: Fallout’, sigue en forma y a pleno rendimiento.

01 agosto 2018

Industria del cine, Marketing

El salto a 8000 metros de altura demuestra que Tom Cruise, protagonista de la última entrega de ‘Misión Imposible: Fallout’, sigue en forma y a pleno rendimiento.

Uno de los sellos de identidad del popular actor es que no utiliza dobles para sus escenas de acción, y ahora con el estreno de la última parte de Misión Imposible, Tom Cruise se aventura a llevar a cabo la grabación de una de las escenas más arriesgadas de su carrera: un “salto HALO”.

El increíble salto HALO de Tom Cruise

Las siglas HALO quieren decir “High Altitude Low Open”. Es un tipo de salto en el cual el paracaidista abre su paracaídas a baja altura. Esta es una práctica llevada a cabo por militares para introducirse en territorio enemigo sin ser detectados.

Hace años que tanto el actor como el equipo de Misión Imposible llevan barajando realizar esta escena. Ethan Hunt, interpretado por Tom Cruise, y Misión Imposible, se traducen en escenas de acción llevadas al límite.

La película trata de estar a la vanguardia en cuanto a escenas de acción, algo que sirve tanto para la calidad del propio largometraje, como también para realizar una acción impactante.

Valor añadido para la película y su promoción

Misión Imposible es una saga que ya cuenta con seis entregas, y ello obliga a que la promoción de la película sea especialmente impactante.

Pese a contar con un importante número de fans siempre fieles a las nuevas aventuras, el largometraje de acción tiene como objetivo captar y llegar a toda esa gente que aún no se ha enganchado a la franquicia.

La escena necesitó mucha preparación

Hay que destacar todos los preparativos en torno a la escena. Por ejemplo, la fabricación de un casco especial o la construcción de un túnel de viento. El caso del túnel de viento es especial, pues es uno de los más grandes jamás construidos.

Además, y curiosamente, la escena sólo se podía rodar durante tres minutos al día. Eso se debe al  tiempo de duración de la iluminación perfecta necesaria para que el resultado de la escena fuese perfecto. Esto explica el porqué de tanta preparación.

La película dirigida por Christopher McQuarrie, que ya ha logrado el mayor éxito en taquilla de la saga en su primer fin de semana tanto en Estados Unidos como a nivel internacional, tiene que ver con la gran inversión en efectos especiales, una de las mayores emociones del público en la gran pantalla.