Actualidad Limpiaventanas superhéroes. La mejor experiencia de marketing para los niños de un hospital

limpiaventanas superhéroes la mejor experiencia de marketing para niños, experiencia de marketing, marketing experiencial, limpiaventanas superhéroes, superhéroes, hombre araña
Los niños del Hospital Presbiteriano de Nueva York recibieron la sorpresa de su vida cuando vieron deslizarse a los limpiaventanas convertidos en todos sus personajes de acción favoritos.

23 noviembre 2016

Los niños del Hospital Presbiteriano de Nueva York recibieron la sorpresa de su vida cuando vieron deslizarse a los limpiaventanas convertidos en todos sus personajes de acción favoritos.

En nuestro día a día nos podemos encontrar historias que se salen de lo normal, pero que sin duda inspiran y pueden servir para que las personas vivan experiencias únicas. En este caso los superhéroes han aprovechado su misión para salvar el día a unos pequeños a los que no se les va a olvidar jamás el momento.

Entonces es cuando aparecen ellos. No son ni el Capitán América, ni Batman, ni Spiderman. ¡Son limpiacristales! unos superhéroes anónimos disfrazados de los míticos personajes de cómic. Esta es la iniciativa de un hospital infantil para que los pacientes, niños que están ingresados, puedan tener un momento de diversión y romper con la rutina de su día a día.

Los trabajadores de la empresa de limpieza están acostumbrados a bajar por los laterales de edificios con arneses y hacer su trabajo. Pero en el momento en el que se ponen el disfraz, comienzan a actuar como verdaderos superhéroes.

Desde el momento en el que aparecen para realizar su tarea, los pacientes y personal del hospital se reúnen frente a los ventanales para interactuar con los héroes.

El trabajo normalmente lleva unos 45 minutos, que se convierte en hora y media, el doble de tiempo, al disfrutar de esta experiencia. Ellos son los encargados de limpiar, pero esta vez también asumen la misión de alegrar el día a los pacientes más pequeños.

La compañía electrónica Philips ha conseguido viralidad a través de campañas más emotivas y apoyando y creando acciones sociales. Y esta vez ha tomado ejemplo de esta increíble historia.

Aprovechando la emotividad de la acción de marketing, ha creado un anuncio en el que aparece la historia de un hombre que, vestido de Spiderman, recorre la ciudad con prisa sin pararse a dar explicaciones a las miradas de asombro por su atuendo.

¿Su objetivo? llegar a su trabajo: el hospital infantil en el que se desliza por las paredes como limpiaventanas y alegrar el día a los pacientes ingresados en él.

Tanto la realidad como la ficción de esta historia son una buena iniciativa que saca a los personajes de la gran pantalla para acercarlos a un lugar donde pueden salvar el día, simplemente provocando una sonrisa.