News Las empresas aumentan su confianza en el marketing experiencial

El marketing experiencial permite a las marcas generar experiencias mucho más exitosas con sus clientes. El B2B y el B2C es mucho más efectivo. Te contamos por qué.

19 marzo 2020

Acciones Marketing

El marketing experiencial permite a las marcas generar experiencias mucho más exitosas con sus clientes. El B2B y el B2C es mucho más efectivo. Te contamos por qué.

La premisa es sencilla: hacer que el cliente sea partícipe de tu marca. Frente a las tácticas más conservadoras, que consisten en contar a los consumidores aquello que les quieres vender, el marketing experiencial permite que sea la propia persona la que descubra lo que una marca le quiere transmitir.

Los consumidores se convierten en embajadores de marca

El marketing experiencial tiene dos pilares básicos: su atractivo como campaña de marketing y su capacidad de ser transmitido entre los diferentes consumidores.

¿Cuál es la probabilidad de que una persona hable con sus amigos de un anuncio que ha visto? ¿de que viralice su experiencia? Seguramente, esa probabilidad puede ser baja, pero no nula. En cambio, un consumidor que vive una experiencia novedosa relacionada con una marca, es mucho más probable que la comparta con sus amigos, que no dejan de ser más potenciales consumidores o clientes.

Al fin y al cabo, conseguir captar la atención del público objetivo es una prioridad para cualquier marca. Ignorar una fórmula que te permite destacar por encima de tus competidores sería sin duda una mala elección.

El marketing experiencial en el mundo B2B

El mercado B2B no deja lugar a dudas: cada vez son más los responsables de marketing que apuestan por este tipo de campañas. Los datos indican que no solo se apuesta por el marketing experiencial, sino que además se aumenta el presupuesto para este fin.

En el universo B2B, los eventos juegan un papel determinante, y en este sentido, muchos responsables de marketing ya valoran unir el marketing experiencial con los eventos. Este plan tiene el inconveniente de que el ROI resulta muy complicado de medir, pero la efectividad de las experiencias de los consumidores es tan potente que posiblemente pueda paliar esa carencia.

Un aspecto clave a tener en cuenta es que el marketing experiencial no es una fórmula mágica que funciona de igual manera para cualquier empresa. El hecho de que una empresa triunfe con este tipo de campaña, no quiere decir que ese éxito se vaya a trasladar al resto de planes de marketing de otras organizaciones. Cada empresa deberá llevar a cabo su propia estrategia, analizar previamente el escenario (características y su público objetivo), como en cualquier campaña más tradicional, de cara a que el marketing experiencial resulte un éxito.

Éxito no solo en B2B

El éxito de estas experiencias no sólo  está creciendo en el ámbito del Business to Business. Parece que, por la naturaleza de ambos, el marketing experiencial y el mercado B2B tienen que ir obligatoriamente de la mano, pero no es así.

En consumo, el marketing experiencial también está demostrando ser una opción eficaz, destacando de esta manera como una técnica aplicable de manera transversal.

Ya en 2017, los datos pronosticaban que los responsables de marketing iban a destinar el 50% de su presupuesto al marketing experiencial, y es que esta tendencia viene de lejos y va in crescendo.