Actualidad La última acción de Reebok con sus zapatillas Zpump: ¿Quieres ver la película? ¡Corre!

La última acción de Reebok con sus zapatillas Zpump: ¿Quieres ver la película? ¡Corre! Reebok, Zpum, Acción Marketing Cine
Las salas de cine cada vez tienen más en cuenta la comodidad de sus butacas, pero en el caso del último gag publicitario de Reebok la intención ha sido más bien todo lo contrario.

21 octubre 2015

Acciones Marketing

Las salas de cine cada vez tienen más en cuenta la comodidad de sus butacas, pero en el caso del último gag publicitario de Reebok la intención ha sido más bien todo lo contrario. Esta vez la acción de la conocida marca deportiva nos sorprende con un poco de “mala intención” y qué mejor forma de llevar a cabo una experiential que con los orientales, tan sacrificados y concienciados con el esfuerzo.

En conexión con la agencia “Innored” y como parte de su campaña “ Be More Human”, entre otras actividades, se fue hasta Corea del Sur para lanzar una de las activaciones de marca desafiando a su target, a través de una experiencia más bien movidita y nada relajante.

La estrategia del genial equipo creativo de la agencia publicitaria asaltó y cogió por sorpresa al público que se disponía a ver una sesión de cine tranquilamente. Todo mediante un entramado y un montaje bastante ingenioso en el que se les ocurrió conectar dos cintas de correr a la mismísima pantalla de cine.

¿Cómo consiguieron sorprender al público? En medio de la escena más emocionante con toda la sala a oscuras, unos focos deslumbrantes y con gran potencia de luz apuntan directamente a las cintas, mientras a la par lo hacen hacia uno de los espectadores. El elegido inevitablemente debe bajar las escaleras, calzarse las zapatillas y empezar a correr y darlo todo para que las escenas no se paren y el resto pueda seguir viendo el desenlace de la película. La acción se fue repitiendo una y otra vez con más asistentes, y de manera continua y rápida, pues el riesgo como parte de la acción está en que si la máquina para, acto seguido la película también. Así de simple y así de cruel.

Sin duda la campaña debió conseguir su objetivo: hacer sudar al público y demostrar la adaptabilidad y fuerza de la última apuesta de la marca. Algo que para los espectadores en cambio no debió resultar muy divertido, porque perder dinero por ver una película a trozos no es plato de buen gusto.

Pero todo no va a ser malo por lo que lo mejor de la experiencia, está claro, la recompensa para los elegidos, después de tanto esfuerzo, unas ZPump recién estrenadas y listas para sufrir. Así que ¡A correr!