Actualidad Geostorm congela las calles de Manhattan

Geostorm, Acciones de marketing
‘Geostorm’ y las calles de Manhattan congeladas es el resultado de la última campaña publicitaria de Warner.

01 noviembre 2017

Acciones Marketing, Industria del cine

Geostorm y las calles de Manhattan congeladas es el resultado de la última campaña publicitaria de Warner que, a través de una broma, ha conseguido la recreación perfecta de lo que podría significar un acontecimiento de esta película en la vida real.

Últimamente las películas protagonizadas por desastres climáticos de proporciones bíblicas copan los cines con gran éxito de taquilla. Los efectos especiales cada vez permiten reproducir con más realismo tornados, terremotos, erupciones y otros cataclismos destinados a erradicar la raza humana, y a los espectadores les encanta asistir con pasmada curiosidad a las salas para saciar la misma.

Geostorm, la película protagonizada por Gerard Butler, narra la historia de dos hermanos que deben viajar al espacio para salvar a la Tierra de un ataque en forma de catástrofe natural desatada, y para darle aún más realismo al universo creado por el director Dean Devlin, Warner Bros ha decidido congelar una calle de Manhattan. Literalmente.

La idea es bien sencilla: una persona toma lo que parece un taxi normal y corriente y, a medida que se acerca a la calle en cuestión, un informativo falso le alerta de una imprevista tormenta ártica que está arrasando con todo a su paso. No es de extrañar que al entrar el vehículo a la avenida congelada la cara de los inocentes sea todo un poema.

Trabajadores inertes, palomas que caen sobre el capó al helarse instantáneamente y un hombre desesperado por entrar al taxi porque está a punto de correr la misma suerte son los elementos que conforman esta divertida (si la ves desde fuera) acción sobre ‘Geostorm’.

Para llegar a realizar esta hilarante campaña de promoción se contrató a Michael Krivicka, experto en crear acciones como la de Spiderman pidiendo un café  o la de Samara, la niña de ‘The Ring’, volviendo a la vida en plena tienda de electrodomésticos. Sin duda, uno de los grandes en esto de asustar a la gente con acciones cada vez más sorprendentes, para acabar haciendo que todos nos divirtamos.