News Cómo vence el marketing del cine al entretenimiento audiovisual en casa

marketing, cine, televisión, marketing del cine
Jamás ha existido un nivel de competencia tan alto y esto obliga al marketing del cine a llevar a cabo nuevas acciones para enganchar al público.

05 septiembre 2018

Acciones Marketing, Industria del cine

Jamás ha existido un nivel de competencia tan alto y esto obliga al marketing del cine a llevar a cabo nuevas acciones para enganchar al público.

Hace unos pocos años, los especialistas en marketing del cine tenían una estrategia sencilla y efectiva. El cine ofrecía a los usuarios algo completamente exclusivo: estrenos de películas. A eso hay que añadirle el ya de por sí atractivo de ver una película en una sala de cine.

Aquel que no viera una película en el cine debería esperar hasta que saliera en formato físico (VHS, DVD, BlueRay…) o esperar a que se emitiera por la televisión.

Los primeros cambios

La llegada de internet supuso un gran reto para el cine, que pese a las posibles adversidades que esto suponía, supo mantener su posición como referente en cuanto a opción de ocio entre el público.

Una de las razones por las que el espectador continúa apostando por la magia de la pantalla grande es por disfrutar de la calidad insuperable de la imagen y el sonido. Esto hace posible que pueda continuar manteniendo el tirón al seguir siendo la alternativa y única experiencia única.

Servicios de streaming

La llegada de los servicios de streaming y el boom de las series ha supuesto la revolución definitiva. En España, la llegada de estos servicios fue más lenta que en otros países como Estados Unidos.

Pese a ello, hoy en día su presencia entre los usuarios es muy común y la gran mayoría tiene contratado por lo menos uno de los servicios de streaming disponibles. Debido a su popularidad, las grandes compañías de telefonía e internet ya lo incluyen en sus paquetes.

El entretenimiento audiovisual en casa ha alcanzado un punto muy alto. Esto supone un reto enorme para los profesionales del marketing del cine, que tienen el difícil reto de mantener la afluencia a las salas de cine.

Acciones novedosas

A la hora de realizar acciones de marketing, se está teniendo en cuenta que los usuarios se encuentran la gran parte del tiempo frente a un ordenador o con un móvil en las manos.

Un gran ejemplo de aprovechar esta circunstancia ha sido lo que han hecho con la última entrega de Misión Imposible. Realizando un vídeo de 360 grados, con el cual los usuarios pueden interactuar, se busca ir más allá de una simple promoción y captar al espectador de tal manera que sienta la necesidad de ir a ver la película al cine:

Estas acciones no tienen por qué ir siempre de la mano de la última tecnología. El ejemplo de Deadpool muestra que el ingenio a veces es incluso mejor que cualquier tecnología puntera.

Para presentar la segunda entrega de la película, se valieron de varios spots con David Beckham, en los cuales los dos protagonistas se enemistaban, para más adelante reconciliarse:

 

Otra de las apuestas de los profesionales del marketing del cine es el marketing experimental. Como en los dos casos anteriores, se busca captar la atención del espectador hasta el punto de motivar que acuda al cine a ver la película.

Para la película Blade Runner 2049, se instaló un espacio que recreaba el universo de la película.

En definitiva, se trata de no ceñirse a las acciones clásicas del marketing del cine. Esas acciones funcionaban cuando no existía tanta competencia como la que existe hoy en día.