Aumentar la creatividad: cómo las marcas pueden usar la inteligencia artificial para alimentar las experiencias creativas

Cómo utilizar Inteligencia Artificial para ofrecer experiencias creativas con el objetivo de crear experiencias increíbles, únicas, y personalizadas.

La Inteligencia Artificial ya está presente

La Inteligencia Artificial ya puede desarrollar a día de hoy ciertas tareas de manera muy satisfactoria. Algunos ejemplos son el reconocimiento facial o de voz, seguimiento de objetos y otros menos útiles pero igual de impresionantes, como intercambiar tu cara con la de otra persona.

Debido a los avances que se están produciendo en este campo y especialmente en el conocido como “Deep learning”, los ordenadores están empezando a ser capaces de percibir y entender la realidad de igual manera que los humanos.

Aplicado a la Inteligencia Artificial, es la parte visual de ese entendimiento de los ordenadores la que interesa en este contexto. De cara a ofrecer experiencias más creativas y novedosas a los usuarios, es necesario hacer hincapié en el aspecto visual, puesto que al fin y al cabo, el gran logro por parte de las marcas será trasladar la Inteligencia Artificial a un plano físico.

Existen casos en los que se han conseguido avances significativos, como el de TensorFlow de Google. En su caso su uso es controversial, puesto que es capaz de analizar la cara de una persona mediante muchas imágenes e incluirla en un vídeo. En el cine se ha utilizado una técnica similar para incluir actores fallecidos o versiones más jóvenes de algunos actores en películas como Star Wars o Blade Runner.

Las posibilidades de la Inteligencia Artificial

Manteniendo el ejemplo del cine, las posibilidades de la Inteligencia Artificial se presentan muy esperanzadoras para las marcas. Un ejemplo es imaginarse ofrecer a la gente aparecer en sus películas favoritas. Otro ejemplo menos personal sería el de trasladar un diseño propio a un producto, como unos zapatos o una cazadora.

En la aplicación Arts & Culture de Google se habilitó una herramienta que permitía a los usuarios hacerse un selfie y encontrarse parecidos entre todas las obras clásicas clasificadas en la plataforma.

Estos son únicamente unos ejemplos de los primeros avances que se han puesto a disposición de los usuarios. Estas novedades siempre generan grandes expectativas, en el medio plazo se asumirán como parte normal y hasta necesaria de las estrategias de las marcas.

La Inteligencia Artificial está en un punto de desarrollo temprano con respecto al marketing. Aun así,  los ejemplos anteriormente mencionados indican que su evolución supondrá un antes y un después en la personalización de las acciones y contenidos que se ofrecen a los usuarios.

Cómo las marcas utilizan la música para conectar con los consumidores

Las marcas quieren usar la música para llegar hasta el consumidor, y los artistas aumentar sus fans con ayuda de las marcas. Si se asocian de forma inteligente, se pueden lograr grandes resultados de marketing.

Cuando hablamos de música no nos referimos sólo a un conjunto de instrumentos acompañados por una o varias voces, sino también a un arte emocional, capaz de crear lazos entre su contenido y los fans.

Esta es la clave, y donde podemos ver cómo nuestros seguidores se multiplican o se desvanecen. Los consumidores quieren que sus marcas no sean sólo productos o servicios; que añadan valor a sus vidas y se conviertan en memorables.

Es por ello que nuestros planes de marketing deben centrarse siempre en el consumidor y en la defensa de valores, ideas o proyectos que les resulten cercanas y relevantes.

El Caso Corbyn

No tenemos que irnos muy lejos para encontrar un ejemplo en el que la música se alía con una marca para multiplicar su influencia.

En 2017 Jeremy Corbyn, el representante laborista en las elecciones generales de Reino Unido, obtuvo para su partido el mejor resultado desde 1942. ¿La explicación? Una alianza muy poco predecible con reconocidas figuras del hip hop del país.

El resultado fue una oleada de voto joven, muy difícil de alcanzar, que elevó la tasa de participación juvenil al 72%, una cifra inaudita. Y todo gracias al respaldo de artistas influyentes en un público concreto.

Smirnoff y Equalizing Music

La famosa marca de vodka creó el pasado año una plataforma junto a Thump, Broadly y Spotify, para dar a conocer que solo el 16% de los participantes en festivales de música son mujeres.

Fue lanzada durante el Día Internacional de la Mujer, y sumó exposiciones sobre mujeres que están pisando fuerte en la música, documentales y apoyos de la industria a partes iguales.

Con esta acción Smirnoff aspira a duplicar el número de mujeres en la música de alto nivel para 2020.

En palabras de Syl Saller, Directora General de Marketing: “Creemos que nuestras marcas deben tener un propósito mayor que ser solo bebidas increíbles, y el objetivo de la marca SMIRNOFF es impulsar al mundo para que sea inclusivo”.

Run DMC y Adidas, Walk this way

Puede que una de las primeras colaboraciones entre la música naciera con el hip-hop.

La asociación entre la mítica banda neoyorkina Run DMC y Adidas fue sobre ruedas en una sociedad que se sentía totalmente identificada con el tándem música hip-hop/zapatillas de deporte.

Incluso tuvo su aparición en el mítico videoclip junto a The Rolling Stones, Walk this way.

Thor Ragnarok: desafía a las adolescentes para usar el superpoder STEM

Thor: Ragnarok Superpower of STEM Challenge es la acción de Marvel Studios que invita a todas las adolescentes de Estados Unidos a participar en el desafío superpoder STEM.

El 27 de octubre llega a nuestras pantallas Thor: Ragnarok, y para promocionar por todo lo alto su estreno, Marvel Studios en colaboración con Dolby, Synchrony Bank y la Asociación Americana por el Avance de la Ciencia entre otros, ha decidido impulsar una iniciativa para demostrar a las chicas que tienen superpoderes que desconocen.

Cate Blanchett, encargada de interpretar a Hela en la película, es la imagen de Thor: Ragnarok Superpower of STEM Challenge, el concurso que pretende cambiar la vida de chicas que aman la ciencia.

Según explica la actriz australiana en el vídeo promocional sobre estas líneas, el STEM Challenge busca a jóvenes de entre 15 y 18 años que utilicen sus poderes STEM —siglas en inglés para ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas— junto con su talento, para mejorar la calidad de vida de las personas y crear un mundo mejor.

Una vez decidido el proyecto, las chicas han debido desarrollarlo y grabarse en un vídeo de siete minutos presentándolo a medida que explican los poderes que han utilizado. Así como aquellas ventajas que puede aportar a la sociedad. Tras ello, sólo han tenido que mandarlo a una web creada expresamente para la ocasión  y esperar el fallo del jurado.

Marvel ha elegido cinco finalistas cuyas ideas sean rompedoras, prácticas y solucionen mejor un problema, invitando a sus creadoras al preestreno mundial de la película en Los Ángeles. Además, la ganadora tiene la oportunidad de asistir a un curso de aprendizaje de tres días en Nueva York, donde se construirá su idea y se creará un reportaje que anime a jóvenes como ella a utilizar su talento y su amor por la tecnología para ayudar a las personas.

Así, los invesigadores estadounidenses y Thor: Ragnarok se unen para fomentar el civismo, el amor por la innovación, y el talento del futuro.