Workshop: 5 reglas para asegurar su participación y que resulte un éxito

Para que el workshop resulte un éxito es importante asegurar la participación. Te mostramos 5 reglas que te ayudarán a lograrlo.

  1. Interés es igual a éxito

El primer paso para que un taller impartido por profesionales o cualquier otra acción similar tenga éxito es crear expectación sobre el público objetivo; lograr que quiera involucrarse y participe de forma activa en el evento.

Para conseguir este objetivo y que el workshop sea un éxito deberemos tener en cuenta a qué generación nos estamos dirigiendo. Las personas que se criaron en un aprendizaje democrático, o con aquellos programas de televisión que animaban desde pequeños a tratar con el entorno y su interlocutor, están más preparados para la interacción.

No obstante, aquellas personas pertenecientes a una época anterior creen en lo que les aportará de nuevo el workshop, por lo que esperan un experto que dirija el discurso, y sin él pueden llegar a preguntarse qué hacen ahí.

  1. El líder es importante. Elige sabiamente

Existen dos tipos distintos de líderes para un workshop, por ello es importante estudiar cual conviene más según el momento y la naturaleza del mismo.

Por un lado están los moderadores, quienes se encargan de dirigir al público, difundir argumentos clave o alentar la interacción durante el taller. Son coordinadores imparciales que no requieren un conocimiento extenso del tema o una experiencia muy marcada en él. No aportan ideas, sino que fomentan aquellas de los integrantes del grupo.

Por el otro lado están los ponentes, aquellos expertos en una materia que aportan nuevas ideas o tipos de aprendizaje al público del workshop. Su trabajo es el de ampliar conocimientos y ofrecer una experiencia mucho más técnica.

  1. El lugar donde te sientas marca la diferencia

El espacio en un workshop es fundamental. Dependiendo donde estén los asistentes sentados y cómo estén organizados, experimentarán su estancia y experiencia de una forma u otra.

En una organización del espacio convencional, las personas se colocan de manera natural en el lugar en el que se sienten más cómodas. Así, aquellos asistentes que prefieren no participar tenderán a colocarse en la parte final de la sala, mientras que los más ansiosos por interactuar se colocarán en grupo en la parte delantera.

Esta situación, sumada a la facilidad de agruparse entre gente conocida, puede provocar que el final de la sala sea un nido de bromas, o que su inicio sea una cacofonía de voces intentando hablar una sobre la otra.

Si el espacio lo permite, una táctica eficiente para eludir este problema es ubicar el workshop en lugares poco usuales, variar la ubicación de los asientos o conferirles un aspecto que ayude a conformar un entorno creativo.

  1. Personalízalo y prioriza temas según la temática o sector del workshop

La interacción durante el workshop debe estar pensada para que los asistentes sean capaces de sentirse identificados, siendo aplicable a su rol de trabajo del día a día.

Al tratar temas de interés en sus vidas diarias, el resultado será que la parte de los asistentes que posean experiencias cercanas las compartirán, y el resto escuchará atentamente o formularán preguntas que, de cualquier modo, contribuirán a enriquecer el taller.

De cualquier modo, conocer a tu público vuelve a ser crucial.

  1. Enseña en función del público

Existen multitud de formas de aprendizaje. Por ejemplo, si tu taller está enfocado para ingenieros o matemáticos, no será difícil adivinar que son asistentes de ciencias y un aprendizaje lógico.

En todas aquellas situaciones donde no se tenga claro a qué grupo pertenecen los asistentes, o en las que el grupo presente multitud de perfiles, lo ideal es presentar en el transcurso del workshop varios de esos estilos (ideas visuales, instrucciones escritas, interacción social, etc) para acaparar la atención del mayor número posible de participantes.

Lo último en acreditaciones para eventos ¿Cuál es la adecuada?

Lo último en acreditaciones para eventos y conferencias. Cuáles son las que mejor se adaptan y podemos emplear en cada encuentro.

Independientemente del tipo de evento que realicemos, los asistentes necesitan identificarse ya sea para entrar o salir del recinto, acceder a espacios concretos o reconocerse entre ellos. La insignia o acreditación de asistente ha cumplido siempre esta función, pero al igual que otros aspectos en la industria, la innovación ha provocado que existan a día de hoy numerosos y prácticos tipos de identificación en un evento. A continuación, te explicamos varios:

 

  • Acreditaciones de papel

La clásica pegatina o tarjeta colgada al cuello. Pese a su carácter anticuado, este modo de identificación conlleva muchas ventajas como su sencillez, la posibilidad de añadirle códigos de barras o QR, su rentabilidad y, cómo no, la facilidad para identificar a través de su nombre a la persona que tienes delante.

 

  • Pulseras

Típica acreditación en festivales y eventos de música; se coloca en la muñeca y debe mantenerse hasta que se corta. Suelen ser impermeables y resistentes a todo tipo de accidente o inclemencia, pero no aportan muchas más ventajas. Ideales para controlar las entradas y salidas al recinto, pero, por el contrario, cuentan con poco espacio para incluir información útil de cara a otro tipo de situaciones.

 

  • Sellos

El clásico sello puede ser la opción perfecta para eventos o celebraciones de carácter íntimo; no es detectable como otros medios de identificación electrónicos de asistentes, pero es perfecto para un control de acceso simple y barato.

 

  • Identificaciones hackeables

Cualquier tarjeta, pase o pulsera con un componente electrónico puede ser pirateado, especialmente si se utiliza en un evento diseñado para hackers. Pensadas para ser presentadas en convenciones de seguridad y similares, estas acreditaciones esconden en su código información, ventajas o curiosidades destinadas a asistentes con la suficiente maña como para descubrirlas. Sin duda la más peculiar de la lista.

 

  • NFC

NFC, o near field communication, hace referencia a la tecnología capaz de interaccionar con un simple toque. Se pueden utilizar para infinidad de situaciones: desde controlar la entrada al recinto, pasando por registrar datos o acceder a información sólo al alcance de este pequeño chip. Los identificadores por NFC pueden ser insertados de diversas formas, aunque es común verlos en forma de pequeños adhesivos que se implementan en tarjetas o pases de papel.

 

  • Wearables

Utilizando una tecnología parecida al NFC, las prendas de vestir, colgantes, gemelos y demás pueden interactuar con stands, incorporar características como iluminación LED, vibración, cupones descuento o información acerca del evento.

 

  • Biometría y reconocimiento facial

Aunque siempre lo hemos visto más cerca de la ficción que de la realidad, la idea de utilizar nuestras huellas dactilares o el escaneo de retina se está abriendo paso poco a poco, y pese a que el reconocimiento de las huellas sigue siendo poco práctico en un evento, el reconocimiento facial se puede realizar sin tener que pegar la cara en ningún sitio, con rapidez y total fiabilidad. Cosa de película.

 

  • Implantes

El futuro se empieza a acomodar en nuestra mano, y nunca mejor dicho. Aunque nos resulte extraño, ya es posible implantarse un minúsculo chip NFC en zonas como la mano, siendo útil para cualquier necesidad cotidiana que tenga el usuario, y para cualquier evento o celebración preparada para esta tecnología a la que asista.

 

  • Con sorpresa incorporada

En el constante flujo de innovación al que el mundo del marketing y los eventos nos tiene acostumbrados, de vez en cuando se cuelan sorpresas tan inesperadas como prácticas. Por ejemplo, en la gira de la cantante Lady Gaga donde los asistentes VIP cayeron en la cuenta que el cordón de su credencial era en realidad un cargador de móvil.

Innovar en eventos: cómo convencer a tus superiores de nuevas ideas

Innovar en eventos es evolucionar. Cómo intentar llevar a cabo nuevas ideas y convencer a tus superiores del éxito a través de la gestión del cambio.

A menudo el éxito de las ideas exige confianza por parte de los puestos más elevados de la cadena de mando. La originalidad conlleva riesgo y tus superiores deben ser capaces de verlo y apostar por el talento de una buena campaña. Sin embargo, a menudo el miedo al fracaso, la reticencia a las nuevas tecnologías, o la idea de que el cambio sólo debe producirse como último recurso, lastran el crecimiento potencial de una marca, desembocando en situaciones tensas en las que la comunicación es vital para salir airoso. A continuación, te contamos cómo:

Defiende la necesidad de cambio, el ¿por qué ahora?

La vida avanza cada día a una velocidad mayor, y con ella la tecnología y las oportunidades de implementar la novedad a tu estrategia o producto. Si se está ante un público reticente es necesario comunicar que, pese a que una parte del público objetivo no quiera confiar en este tipo de avances, un número mucho más elevado lo hace a tasas alarmantes.

Aborda los temores

Si el temor al fracaso y a la alta inversión de este tipo de recursos prevalece, es necesario tener una estrategia para favorecer la adopción de la idea rebajando este miedo. Un descuento acordado con el proveedor, o demostrar de qué manera el aumento de asistentes a su evento cubrirá con creces el coste de la tecnología son sólo un par de estrategias para mitigar este efecto en los superiores.

Elige el momento sabiamente

El mejor momento para presentar una idea rompedora es cuando se celebra una pequeña victoria relacionada remotamente con ella. Este punto es crucial, ya que plantear un cambio de rumbo en un momento de bonanza puede llevar a pensar a los altos cargos el porqué de cambiar algo que funciona bien.

Básate en datos concretos y específicos, no en ideas

No es bueno perder el tiempo intentando convencer a los detractores de la idea de conceptos abstractos y lejanos de cambio. Utiliza estadísticas y datos objetivos, y preséntalos flanqueando un proyecto concreto, con claridad a la hora de su ejecución y estudiando los efectos previstos en el evento.

Sé honesto

Si existe un obstáculo para realizar eficazmente el cambio, es recomendable ser transparente y comentarlo. Informa de su naturaleza y de cómo lo solucionarías para que no afectara al evento, de este modo se demostrará que la idea ha sido reflexionada ampliamente y aumentará la sensación de credibilidad hacia ella.

Rodéate de un especialista

Quizá una presentación impecable y un futuro brillante no valga para convencer a los escépticos. En estos casos, un experto, consultor ajeno a la empresa, podrá ayudar a cambiar las tornas y aportar su granito de arena para que el plan empiece con buen pie.

Vuelve el cine inmersivo con Dirty Dancing

Los fans del clásico de los 80, Dirty Dancing, volverán a revivir la experiencia de marketing inmersivo de la película en una localización secreta de 10.000 m2 en Madrid, ambientada en la mismísima historia de Baby Houseman y Johny Castle.

En 1987 se estrenaba en todo el mundo uno de los films más icónicos de la década. Dirty Dancing se hacía con el público de todo el mundo a golpe de baile, sensualidad y una banda sonora que pasaría a la historia… Hasta hoy. Spectacular! es una empresa encargada de hacer cine inmersivo, ¿pero qué es esto? Fácil, una mezcla de disciplinas artísticas como teatro, música, baile o cine, destinada a meter al usuario dentro de la realidad misma de la película.

La fecha de estreno de este gigantesco proyecto se realizará del 15 al 25 de junio en Madrid, en 8 sesiones que recrearán el universo de Dirty Dancing coincidiendo con el 30 aniversario de su estreno.

10.000 metros cuadrados de magia ambientada en el verano de 1963 que aún no tiene lugar conocido, y es que Spectacular! juega con el secretismo para conducir a sus afortunados fans por toda una experiencia.

Desde el momento que se adquiere la entrada, y a medida que se aproxima la fecha del estreno, los espectadores comienzan a recibir instrucciones sobre la indumentaria, el ambiente de la época y las actividades con las que podrá encontrarse en el evento.

En definitiva, una ingeniosa estrategia de drip marketing cuidadosamente pensada y estudiada para que nada desentone con la gran cita. La ubicación suelen ser emplazamientos increíbles y rodeados de encanto, sólo desvelados al participante una vez confirma su asistencia.

El mejor inicio posible

La empresa comenzó su andadura con ‘Los intocables de Eliot Ness’. La obra se estrenó en noviembre y asistieron más de 1500 personas. Tuvo como escenario el Museo del Ferrocarril, en Madrid, donde los participantes pudieron disfrutar de coches de época, combates de boxeo ilegal, redadas, policías corruptos, y todo aquello que hace única a la obra de Brian de Palma. Más de 40 actores profesionales y un equipo de 130 personas son los culpables de ello.

Spectacular! es pionera en España como empresa dedicada al cine inmersivo, una novedosa manera de entretenimiento que permite al usuario vivir su película favorita desde dentro, entre actores, efectos y decorados.

Sin duda una nueva forma de hacer las delicias de los cinéfilos, que parece haber llegado para quedarse.

10 errores imperdonables que suelen ocurrir en los eventos ¡Evítalos!

Ocurre con más frecuencia de lo que parece. Te contamos los 10 errores imperdonables en los eventos para tratar que bajo ningún concepto sucedan en la organización del tuyo.

1.- El lugar del evento no se parece en nada al que nuestros asistentes habían visto en la foto. Trata de evitar que esta situación se produzca. Lo mejor es que te asegures de acudir previamente al recinto, para garantizar que no habrá decepción de ningún tipo por parte de tus clientes.

2.- El sitio está en plena remodelación o en obras. No es de recibo que los asistentes lleguen al evento que tanto te ha costado organizar, y mientras se está celebrando se oigan martillazos y el ajetreo propio del personal preparando y rematando detalles de última hora.

3.- El cliente insiste en que quiere asistir pero no tiene agenda. No te queda más remedio que hacer FaceTime, y a mitad de la conversación se te acaba la batería. Finalmente el cliente no va poder ver nada, porque te tendrás que quedar en un sitio fijo con conexión. Procura tener a punto todos tus dispositivos para que no te jueguen una mala pasada.

4.- El sitio es ideal, pero no lo es todo. El recinto es precioso, con instalaciones excelentes y parking, pero en cambio las habitaciones no dan la talla. En estos casos asegúrate de supervisar todas y cada una de las instalaciones del lugar.

5.- El WIFI no funciona. Pasa más de lo que creemos. Cuenta que la mayoría de tus asistentes acudirán al evento con dispositivos móviles, tablets, o portátiles. Comprueba que todos los lugares del recinto cuentan con amplia conexión para que los asistentes no se tengan que aglutinar en un solo rincón de la sala.

6.- Cuando montas tu evento y compartes recinto con otros cuantos eventos más. Ten en cuenta que el foco de atención de tus clientes se dispersará. Procura organizarlo en un sitio exclusivo.

7.- Cuando tienes todo preparado con asistentes y clientes y se te ha escapado algún requisito legal de última hora. Piensa por ejemplo en alguna licencia para alcohol. Procura tener bien atados todos estos detalles para no llevarte sorpresas.

8.- Ojo con los sitios históricos o protegidos. Tu evento en un edificio histórico o lugar protegido lo convertirá en único. ¿pero has pensado en todas las trabas que te puedes encontrar? Los accesos, las instalaciones no estarán tan preparadas, los muebles y objetos delicados, etc… Siempre es mejor optar por un sitio preparado y destinado a la organización de eventos.

9.- El dichoso estacionamiento y el parking. Suele pasar muchas veces. El lugar del evento es perfecto pero los asistentes tienen que dejar su coche a tres kilómetros por la falta de estacionamiento. En este caso debes sopesar la localización y si merece la pena. Procura que el lugar cuente con amplio espacio y parking exclusivo, y en su defecto, que esté bien ubicado y bastante céntrico.

10.- Elige un lugar para tu evento conocido. Esta opción puede ser muy cómoda, pero piensa que si fue hace tiempo, los dueños han podido cambiar, no se han hecho reformas y el servicio no es el mismo. En este caso, comprueba que todo sigue como antes.

 

¿Planificas eventos? 10 hábitos que debes evitar y cómo solucionarlos

Si eres event planner debes tener en cuenta los 10 siguientes hábitos que debes evitar y cómo solucionarlos para que tus eventos resulten todo un éxito.

  • Trabajar full time. Los planificadores de eventos tienen la facilidad de distribuir sus horarios libremente. Esto tiene sus pros y contras. ¿Lo más peligroso? No saber parar y dedicar prácticamente las 24 horas del día a tu trabajo. Debes organizarte y establecer un horario, distinguiendo tu labor profesional de tu vida personal.

 

  • Perder los nervios en situaciones de estrés. Muy común entre las personas que planifican eventos. Debes aprender a diferenciar las situaciones de estrés a nivel interno de las situaciones en las que transmites nerviosismo a tus compañeros, superiores y asistentes.

 

  • No escuchar. Si no escuchas, puedes estar perdiendo información importante y detalles fundamentales para alcanzar el éxito de tu evento. Tómate tu tiempo y atiende a todo el equipo, prestando atención a sus peticiones y propuestas.

 

  • Movimientos en falso y dispersos. Muchas veces, con tal de complacer a los clientes en un evento, estamos de allá para acá dando tumbos. Estar disperso no te ayudará en nada. Dedica un rato a cada cliente. Te ayudará a entender y comprobar de forma más clara qué objetivos quieres alcanzar en tu evento.

 

  • Toma de decisiones rápidas e impulsivas. Te pueden llevar a gestionar y determinar malas soluciones y pérdidas incluso de carácter monetario para tu evento. Toma decisiones meditadas, con integridad, que transmitan seguridad para el evento.

 

  • No pedir ayuda. Hay veces que debes hacerlo. Cuando te sientas colapsado, pide ayuda, delega y pregunta cuando no tengas claro algún punto.

 

  • Céntrate en tu competencia. Muchas veces nos distraemos con la competencia. Si bien, es buena idea estar al día de las tendencias del mercado y de sus acciones, no te obsesiones con todos sus movimientos.

 

  • Asumir de más. En la planificación de eventos siempre se tiende a asumir de más. Si bien, por naturaleza, se está preparado para asumir grandes desafíos y retos, también hay que saber limitar y establecer un límite de carga de trabajo. Debes aprender a decir ‘basta’.

 

  • Comportarte o asumir el rol del invitado o asistente. La organización de eventos es lo más parecido a una gran fiesta o celebración. Eres muy afortunado, pero recuerda que estás trabajando. Dicho esto, procura no relajarte y disfrutar del evento como si fueras un invitado. Relacionarte con tus clientes es fundamental, pero nunca rebases la línea.

 

  • Mantente conectado. Debes estar pendiente del móvil, las redes sociales, los correos o las apps para eventos, pero no cometas el gran error de dejar tu vida en ello. Intenta establecer momentos de desconexión total. Todo puede esperar dentro de unos parámetros.

 

El wellbeing: La importancia del “bienestar” en el ambiente laboral, especialmente en un entorno B2B

El wellbeing, o programas de bienestar dentro del ambiente laboral son determinantes. Además de fomentar la productividad, son una oportunidad en un entorno B2B.

El wellbeing o bienestar es un término cada vez más frecuente entre las empresas. El ambiente laboral ha cambiado de forma significativa gracias a la tecnología, la mejora de las condiciones económicas y un diseño innovador en los centros de trabajo. Desde las más altas esferas los responsables están más concienciados y preocupados por el impacto de los problemas de salud física y mental de sus empleados, y por cómo conseguir mejores resultados de negocio.

Pero esto no sucede en todos los centros de trabajo. Una encuesta llevada a cabo en Reino Unido, reveló que casi la mitad de los encuestados no tiene ningún tipo de estrategia de bienestar en las condiciones de su lugar de trabajo, y una cuarta parte, aunque reconoció que sí que las tiene, aún deberían de mejorar las condiciones económicas.

Estos resultados nos dicen que algunas empresas aún deben tomar partido en el asunto y mejorar sus condiciones laborales.

Los programas wellbeing o de bienestar desempeñan un papel muy importante dentro de las empresas. Aquellos empleados que disfrutan y se sienten bien dentro de su ambiente laboral son más productivos.

Aunque es determinante, no sólo hay que centrarse en la remuneración económica, sino también en otro tipo de iniciativas como reuniones, acciones de team building, meetings, eventos B2B, de reunión de equipo, o incluso clubes deportivos.

Esto ayuda a que el equipo y los compañeros puedan ayudarse mutuamente y sentirse valorados y motivados dentro de la organización laboral.

Finalmente está demostrado que aquellas empresas que se centran en el bienestar o programas wellbeing, sobre todo en un entorno B2B, están notando un incremento generalizado de los niveles de productividad y un gran ahorro en bajas por enfermedad.

Las empresas que evalúan periódicamente y renuevan sus estrategias de bienestar tienen más oportunidades de estar cumpliendo con sus empleados y de que estos respondan a la expectativas marcadas.

Yelmo Cines inaugura la primera Sala Junior de Europa

Desde este mes ir al cine en familia sin que la edad de los niños sea un pretexto es posible gracias a la novedosa Sala Junior inaugurada por Yelmo Cines. Una iniciativa para los más peques y ¡cómo no! también para mayores, en la que, es más, la minoría de edad se ha convertido en requisito indispensable para acudir a Yelmo.

Toboganes, balancines, puffs y un descanso en medio de la sesión convierten la experiencia del cine en todo un planazo. Y ya sabemos lo que más de alguno estará pensando… ¿Ver una película y tirarse por un tobogán al mismo tiempo es posible? ¡Tranquilos! Todo a su debido tiempo.

 

La dinámica funciona de la siguiente manera. Un poquito antes de que comience la película los niños puedes disfrutar del espacio reservado para el área de juegos, equipado con un gran tobogán y columpios. Justo antes del comienzo de la proyección se advierte que llega la hora de disfrutar de la sesión indicando al público que deberá permanecer en su sitio. A mitad de la película se vuelve a hacer un intermedio de 15 minutos, en el que los pequeños pueden seguir disfrutando del espacio recreativo, y finalmente se proyecta la segunda parte, donde la tranquilidad vuelve a reinar en toda la Sala.

 

Sin duda y a juzgar por nuestra propia experiencia, los peques se lo aprenden desde el principio siguiendo las indicaciones “Gory”, la mascota que explica cómo usar la sala.

 

Todo ello por supuesto acompañado de unas mínimas normas y bajo el visto bueno de la Asociación Española de Seguridad Infantil, órgano encargado de haber certificado la seguridad de la Sala para nuestros pequeños. El espacio, pensado para niños de cero a trece años, no permite la entrada a adultos si no van acompañados de un menor.

 

La Sala Junior, que está dividida en varias zonas, y que dispone de cojines, tumbonas y butacas tradicionales, permite compartir asientos, y que los mayores y los más pequeños puedan sentarse juntos.

 

Fernando Evole, Country Manager de Yelmo Cines, ha indicado que “es una apuesta muy importante para la compañía, sobre todo de innovación, para crear un concepto nuevo” a la hora de disfrutar del cine.

 

Por el momento se puede disfrutar de esta innovadora experiencia, pionera en España y primera en toda Europa, en Yelmo Cines del Centro Comercial Islazul de Madrid. Pero según adelantó Fernando, no será la última. Está previsto abrir una nueva y segunda sede de estas características también en Madrid, y la idea es ir ampliando de forma gradual. Una iniciativa cuanto menos novedosa, que no hay que perderse.

Diferencias entre marketing B2B y B2C “Lead Generation”

Todos hemos oído ambos términos, pero ¿cuáles son las diferencias principales entre el marketing B2B y el marketing B2C Lead Generation o de la llamada “generación de oportunidades?

Aunque a primera vista pueden parecer similares, cuando hablamos de construir una marca presentan requisitos claramente diferenciados que a continuación vamos a explicar. El marketing B2B abastece a empresas y negocios, y en cambio el B2C está más enfocado al consumidor. Estas son algunas de las diferencias:

 

  1. La duración del ciclo de ventas. Las inversiones generadas en B2B al estar directamente relacionado con las empresas, suelen ser más extensos, tardando incluso años en finalizar. En B2C la inversión suele ser menor y el ciclo mucho más corto.

 

  1. Contenido único. Piensa que el cliente B2B es mucho más exigente. Investiga y estudia más el producto o servicio antes de decidirse por su contratación. La fase de compra de la “Lead Generation” del B2C viene en forma de ofertas únicas, exclusivas y a través de mensajes exclusivos por correo electrónico.

 

  1. Audiencia. La de las acciones B2C es mucho mayor, a diferencia de las B2B donde las decisiones recaen sobre directivos. En B2C destaca la capacidad para captar la atención del consumidor en medio de una amplia competencia. En cambio el marketing B2B queda reducido a un mercado mucho más pequeño donde el objetivo viene determinado por destacar el producto o servicio en el momento de llevar a cabo la decisión de compra. El enfoque es más proactivo y personalizado.

 

  1. ¿Cuál el la audiencia en redes sociales? Linkedin es la plataforma perfecta para B2B, porque está llena de profesionales y altos directivos. En cuanto a B2C , su audiencia está por todas partes. Desde Facebook, Twitter, Instagram y demás plataformas emergentes, hasta en Youtube. Pero esto no quiere decir que haya que centrarse estrictamente en un solo sentido. Cada producto requiere su propia estrategia, y esto variará en función de sus objetivos.

 

  1. El objetivo principal. Sin duda es la venta, pero mientras que B2C intenta captar la atención y generar ventas dentro de un mercado altamente saturado, B2B persigue construir relaciones personales basadas en la confianza, de forma que el momento de la compra sea determinante para tratar que el consumidor lo único que vea sea la marca o producto de venta.

 

  1. ¿Cómo se ofrecen y venden los productos? En el marketing B2B prima la confianza en medio de relaciones básicamente profesionales. En las ventas B2C se hace mediante la percepción del precio y calidad, por lo que sus transacciones son más frecuentes.

 

  1. Actitud de los clientes a través de acciones comerciales no esperadas. En B2B, dado su nicho de mercado, se suelen llevar a cabo en horarios comerciales y de trabajo. Sin embargo en B2C la llamada puede caer en cualquier momento.

 

  1. El Precio. Por supuesto, conseguir un producto o servicio a menos coste es lo ideal, pero en B2B el precio mínimo garantizado es una expectativa, no una realidad. Cosa que en B2C, conseguir tus productos al precio más bajo es el objetivo. Tienen mucha más competencia.

 

  1. El grado de conocimiento del producto o servicio. En las acciones B2B la decisión del consumidor se forja en el mismo momento que está descubriendo el producto. En las relaciones B2C el conocimiento del producto despertar el interés del cliente es suficiente.

 

  1. Interacción. En el marketing B2C son las personas quienes deciden cuando o como van a comprar el producto. En B2B la interacción está en captar la atención de múltiples grupos de personas.

 

En definitiva, los dos tipos de acciones persiguen el mismo objetivo, sin embargo la forma de conseguir potenciales clientes son muy distintas. Conocer estas diferencias clave te hará mejorar tu estrategia en cada momento.

 

Imagen: Extraído de PIXABAY

9 pasos para conseguir clientes rentables en un evento corporativo

El evento corporativo, muy distinto a los personales, puede permitir grandes beneficios. A través de los siguientes 9 pasos te decimos como conseguir clientes rentables, te ayudaremos a mantener relaciones duraderas y consolidadas:

 

  1. Escucha sus necesidades. Mantén tus oídos abiertos. Tras una primera toma de contacto en un evento corporativo debes saber como organizador qué busca y cuales son sus necesidades. Aquí es donde debes predecir y estar preparado para adelantarte a sus peticiones.

A diferencia de los personales, cada evento corporativo es muy diferente. Debes tener muy presente los objetivos del evento, manteniendo en todo momento el propósito de vanguardia en la planificación.

 

  1. Define los objetivos del evento corporativo. Muchas veces los clientes no conocen con exactitud el propósito de nuestro evento. Debes aprender de la experiencia de anteriores acontecimientos, y tomar partido de aquellas decisiones decisivas que te han llevado al éxito.

 

  1. Procura tener muy claro el branding y cultura de marca. “Branding and Culture” son ahora las palabras de moda en el panorama empresarial. Cada línea de negocio está desarrollando muy intensamente su propia marca y cultura de marca.

A la hora de organizar tu propio evento corporativo, de cara a tus clientes, debes tener muy en cuenta y conocer todo acerca de tu propia marca o negocio. Esto demostrará que has tomado mucha dedicación para crear tu imagen de marca.

Ultima cada detalle. Desde el lugar, hasta el color de las luces, y todo en consonancia con la imagen de tu empresa.

 

4.- Haz que sea de tú a tú. Las reuniones en persona, a pesar de la tecnología, que nos permite interactuar a distancia, son vitales. Trata de planificar una o dos reuniones cara a cara. Esto también es gran indicador de que se invierte tiempo en dedicar espacio a un evento y de lo que tu empresa puede representar.

 

5.- Ten cuidado con la competencia. Cuando se trabaja con clientes en un evento corporativo se corre el riesgo de que existan compañías del mismo sector. En estos casos debes ser lo más abierto y honesto posible con las empresas para las que trabajas. Confía en tus instintos con el fin de evitar una guerra entre dos competidores directos.

 

6.- Consigue el equilibrio. Es la eterna batalla de los planificadores de eventos corporativos. Ten en cuenta que siempre pueden surgir gastos imprevistos o cambios en la programación. Trata de no difundir y hablar de estos posibles inconvenientes de última hora. Identifica el problema, determina soluciones y trabaja al respecto de la forma más productiva.

 

7.- Respeta el presupuesto con el que cuentas para tu evento corporativo. Los clientes de este tipo de eventos a menudo gastan gran cantidad de dinero en estos casos. Debes mostrarles que estás dispuesto a negociar precios y en virtud de tu presupuesto establecer una sólida relación con tus clientes.

 

8.- Muestra ideas innovadoras. Aun siendo cauto con el presupuesto, debes probar e impresionar con nuevas experiencias y tecnología innovadora. Como empresa debes transmitir que estás a la vanguardia y el evento corporativo es una gran oportunidad de demostrarlo.

 

9.- Procura mantener conexión con tus clientes tras el evento corporativo. Es fundamental hacer un seguimiento a estos clientes, que te hará marcar la diferencia con otras empresas del sector.

 

Imagen: Silverstone Wing Open Day de SILVERSTONE CIRCUIT disponible bajo Licencia Creative Commons.

Una nueva alternativa para tus empleados: el mindfullness

Reduce el estrés, aumenta la creatividad y la concentración. El mindfullnes, que podríamos traducir como “atención plena” es una de las actividades para nuestros empleados activa desde hace un par de años, que se está dando a conocer cada vez más dentro de las empresas. Podría resumirse como la acción de calmar la mente para poder ver con mayor claridad la realidad en la que estamos y marcar nuestros objetivos.

 

Ventajas en nuestra empresa

Sin duda, todas. Como reduce el estrés y aumenta la capacidad de concentración, supone un menor número de accidentes, menos absentismo, conflictos y un mayor rendimiento y alcance de los objetivos marcados. Un montón de beneficios y cualidades que repercutirán en el beneficio de una empresa.

Aunque las estrategias pueden ser distintas dependiendo de cada organización, a continuación dejamos 5 tips generales, por los que seguro podrás decidirte a implantar un programa mindfullness en tu compañía:

 

1.- Establece una visión clara para el bienestar de la organización. Se trata de crear un ambiente de trabajo donde tu capital humano se sienta feliz, saludable y productivo. Estos programas se ajustan a la estrategia y la filosofía de la organización.

 

2.- Apoya los programas a todos los niveles de la organización. Tener un CEO que practique mindfullness y yoga será todo un ejemplo para el resto de los empleados, ya que se engancharán a estos programas. Sin embargo, cobra más importancia para los individuos en toda la empresa con el objetivo de promover el uso los beneficios de esta disciplina. Estos momentos mindfull pueden impartirse en clases o en encuentros personalizados, uno a uno.

 

3.- Anima a tu personal a compartir sus propias experiencias personales. Ellos son quienes mejor pueden hablar de sus experiencias y el “boca a boca” con recomendaciones de los compañeros es fundamental para animar a futuros a probarlo.

 

4.- Analiza de forma constante. Los testimonios del personal son fundamentales para animar al resto, pero también es importante cuantificar y consultar los resultados del programa. Debemos establecer objetivos claros antes de implementarlo, y después medir antes, durante y tras el programa para ver como progresa.

 

5.- Celebra el éxito. Debemos contar los casos de éxito para mostrar el impacto que causa el mindfullness a nivel personal. Todos los resultados, como por ejemplo la mejora de la productividad, son decisivos para mostrar los resultados.

 

¿Qué es el mindfull leadership?

El mindfullness dentro de la empresa es un potente arma de liderazgo. Los líderes se mueven en ambientes muy competitivos y hostiles. Los directivos deben saber controlar y vivir con el estrés, además de estar muy concentrados y atentos para destacar en su propio entorno laboral.

Un programa personalizado nos ayudará a mejorar nuestro propio liderazgo dentro de la compañía.

 

Imagen: Discussion Group de Ian Kath disponible bajo Licencia Creative Commons.

La motivación del Team Building ¿En qué consiste?

Si quieres transmitir una imagen de empresa joven, fresca y adaptada a los nuevos tiempos, debes tenerlo 100% claro. La motivación en el trabajo para tus empleados es fundamental de cara a afrontar grandes desafíos y obtener mejores resultados.

Pensar que el sueldo es lo que realmente importa a nuestro equipo es un error. Debemos tener en cuenta que el lugar de trabajo es como la segunda casa del empleado y es vital sentirse cómodo, por lo que fomentar un ambiente sostenible y generar calidad de vida será imprescindible para incentivar su compromiso con nuestra organización.

El Team Building es un servicio de gran éxito que cada vez con más frecuencia contratan las empresas. Se podría traducir al español como “construcción de equipos”, y si trasladamos su significado al argot empresarial, incluye todas aquellas actividades destinadas a potenciar el espíritu de equipo y cooperación.

 

Beneficios del Team Building

Existen 3 fundamentales:

  • Fidelización de nuestra marca. Conseguiremos que los trabajadores sientan mayor apego por la empresa.
  • Mejora el ambiente de trabajo y fomenta el trabajo en equipo, por lo que se generan relaciones más amplias entre los propios departamentos alcanzando la performance empresarial. Tener relación con los compañeros fuera de la oficina ayuda a conseguir también un ambiente más distendido y colaborativo.
  • Se puede trabajar sobre competencias específicas, tanto individualmente como en equipo. Hay una gran variedad de competencias en las que trabajar como la negociación, la comunicación, entre otras.

 

¿Cómo organizar una acción de Team Building?

4 pasos son los fundamentales para llevar a cabo una acción de Team Building:

1.º – Lo primero a tener en cuenta son nuestros objetivos. Debemos marcar claramente que es lo que queremos conseguir con nuestro equipo de trabajo.

2º.- Montar un plan de diseño estratégico del evento que queremos organizar en función del presupuesto.

3º.- Ejecutar y poner en práctica nuestro plan.

4º.- Por último tendremos que medir nuestros resultados logrados. Debemos comprobar el feedback obtenido para que ver cuales son los puntos fuertes sobre los que debemos incidir de cara a futuras acciones.

 

¿Cómo conseguirlo?

Hay múltiples posibilidades por las que organizar una acción de Team Building y conseguir que tus resultados se conviertan en todo un éxito.

Las actividades al aire libre o el outdoor training  gustan mucho pero cuentan con el inconveniente del tiempo como factor sorpresa, especialmente en invierno. También se pueden llevar a cabo actividades de interior como talleres con empleados de cualquier ámbito, o destinar salas de recreo para que el staff se divierta y desconecte del exterior.

Los eventos “Afterwork” o el alquiler de salas para eventos propios de la empresa en fechas señaladas (navidades, llegada del verano o por cualquier otro motivo especial que celebrar). También las sesiones de cine semanal después del trabajo suponen muy poco coste para la empresa y resultan una actividad fácil de organizar y muy atractiva.

 

El auge del Team Building Experiencial

Sin duda hay muchas formas de sorprender a tus empleados. Pero además de algunas de las propuestas anteriores, la que adquiere mayor protagonismo últimamente e impacta a los empleados es el Team Building Experiencial. A través de la emoción o lo inesperado, el mensaje que queremos transmitir causará gran impacto al empleado.

Debemos conseguir trasladar al espectador a una escena de ficción para que la viva como inolvidable. Alternativa que también puede conseguirse por experiencias en vivo o de teatro.

El alquiler de espacios como salas o halls de cines para llevar a cabo este tipo de acciones sin duda ayudará a alcanzar grandes resultados.

 

Imagen: Albany Medical College – Orientation por Michael Cardus disponible bajo Licencia de Atribución No-Comercial y Sin-Derivaciones.

7 tips que te ayudarán a mejorar el rendimiento de tus empleados

Esta es la pregunta que la gran mayoría de empresas se formulan constantemente. Todo con un único objetivo. Aumentar el nivel de productividad, conseguir que la gente permanezca más tiempo en su puesto, y con ello obtener mejores resultados.

Tendemos a pensar que los individuos que desempeñan una labor profesional, siempre lo hacen motivados por un interés común: la nómina. Sin embargo, la práctica nos dice que esto no es así. Existen otras soluciones por las que puedes incrementar su motivación y que ayudarán a optimizar tu equipo de trabajo.

1.- La crítica destructiva o la puesta en evidencia

Ridiculizar a un compañero ante los demás, sin duda bajará los niveles de motivación. Cuando algún empleado está ejecutando algo mal, o llevando a cabo alguna acción de forma equivocada, la mejor manera de gestionar el problema es mantener una reunión en privado, exponiendo la situación con argumentos sólidos, y con la intención de alcanzar una solución constructiva. De esta forma, recapacitará y se sentirá más comprometido con la empresa. Recuerda, los premios siempre se reconocerán en público, y los rapapolvos mejor de puertas adentro.

2.- Educación, por encima de todo

Una relación saludable y educada, tratando a tu equipo con respeto, fomenta los ambientes óptimos, el desarrollo de habilidades, y el alcance de nuestras metas.

3.- Mostrarse receptivo ante sus nuevas ideas y necesidades

De forma reiterada las empresas gastan mucho tiempo y presupuesto tratando de encontrar qué funciona mal. A veces la solución está en escuchar qué es lo que nuestros empleados necesitan y que nos pueden aportar. Seguramente ellos tengan mucho que decir, puesto que en la práctica, son los que más contacto mantienen con las gestiones del día a día y con nuestros clientes. Escuchando también se obtienen las mejores ideas que nos ayudarán a crecer de forma global.

4.- Premios sorpresa

¿A quién no le gusta que le sorprendan y le premien? Sorprender es la mejor forma y una de las tendencias más utilizada en los últimos tiempos por las empresas. Motivarás al equipo y reconocerás que ha elaborado el trabajo de forma responsable y eficiente. Una buena alternativa puede ser por ejemplo, mediante la elección del mejor empleado del mes. Está comprobado que las entradas de cine y para eventos, o regalar medio día de descanso por algún acontecimiento como el día de su cumpleaños, o simplemente porque se lo merecen, son tácticas que no fallan.

5.- Sus oportunidades de crecimiento son vitales ¡Dáselas!

El ser humano es inquieto e inconformista por naturaleza. Cuando el empleado sabe que tiene oportunidades de crecer dentro de tu negocio, con ascensos o cualquier otro incentivo que le ayude a superarse día a día, se sentirá realizado 100%, y el dinamismo y la productividad llegarán solos.

6.- Organiza eventos recreativos para los y la familia de los empleados

Las actividades de ocio y tiempo libre en el que se fomente la participación activa y el compañerismo, ayudan a generar muy buen ambiente y lazos de unión muy estrechos con la empresa. Si a esto añadimos, que tengamos en cuenta a sus seres más cercanos como parte de nuestra organización, el empleado se sentirá como en casa.

Montar comidas, yincanas o fiestas donde las familias de los integrantes de la organización sean invitados, aumenta la motivación y un ambiente saludable.

Muy positivas resultan también las congregaciones o eventos en los que el trato del CEO con sus empleados sea directo y desenfadado. Alquilar y reservar amplios espacios como salas de cine o recreo para este tipo de corporate meetings ayudan a incrementar y sociabilizar el compromiso con la empresa.

7.- Debes recordar sus fechas importantes

No hay nada que más guste al empleado que sus superiores le recuerden y llamen por su nombre. Esto le hará saber que se siente parte de la empresa. También ayuda, conocer su día de cumpleaños, navidad o cualquier otra fecha señalada.

Imagen: Público asistente a la presentación por Casa de América , disponible bajo Licencia de Atribución No-Comercial y Sin-Derivaciones