El marketing experiencial sigue siendo tendencia entre las empresas

El marketing experiencial sigue siendo una apuesta firme por parte de las empresas gracias a su probada efectividad frente a otras estrategias.

Si algo está quedando claro en los últimos tiempos en cuanto a tendencias en marketing, es que es mucho más efectivo descubrir el producto viviéndolo antes que por convencimiento por parte de las marcas.

Es decir, un consumidor prefiere descubrir los productos o servicios por su propia iniciativa y participando activamente en dicho proceso. La otra cara de la moneda sería ser bombardeado con información que en muchas ocasiones ni siquiera se ha pedido. Ese tipo de marketing cada vez es percibido como más intrusivo por parte de los potenciales clientes.

¿Cómo está el mercado B2B?

Los datos son bastante claros. Cada vez más las empresas están apostando por este tipo de acciones. Según un estudio de AgencyEA realizado a unas 700 empresas, el 67% reconoce que aumentó su presupuesto para marketing experiencial.

Sin embargo, aunque el 92% de estos encuestados afirma que es imprescindible incluir este tipo de acciones y eventos para alcanzar el éxito, calcular el ROI es complicado.

Un proceso más atractivo y natural

El marketing experiencial permite al consumidor diseñar su propio recorrido a la hora de conocer aquello que se le pretende presentar y contar su propia vivencia.

Esa personalización se traduce en una experiencia mucho más memorable que cualquier otro tipo de estrategia de marketing. Además, resulta un proceso más atractivo y sobre todo más natural de cara a la valoración del cliente.

La dificultad de medir el ROI

Una de las mayores críticas que recibe el marketing experiencial es la dificultad de medir el ROI, puesto que es complicado medir en términos cualitativos el éxito de sus acciones. En otro tipo de acciones, como las de marketing digital, se disponen de todos los datos perfectamente detallados.

En cambio, el marketing experiencial, al tratar de recrear experiencias más naturales, presenta esa barrera de cara a analizar el retorno de la inversión.

La buena noticia es que todas las encuestas realizadas a asistentes a eventos de marketing experiencial coinciden en que prefieren dichas acciones a las que son de corte más conservadora, como la publicidad más tradicional en radio o televisión, o incluso la publicidad online, puesto que muchos usuarios la encuentran excesivamente intrusiva.

La importancia de la voluntad de recibir publicidad

El marketing experiencial tiene el componente de la voluntad de los asistentes. Es un tipo de publicidad o promoción que únicamente se presenta a aquellos que quieren que se le presente.

Eso sitúa a los asistentes y potenciales consumidores en un plano mental mucho más idóneo de cara a recibir información. Además, generarán una opinión más positiva que cuando la reciben de manera involuntaria o intrusiva.