Las claves del marketing experiencial en el mundo B2B

El marketing experiencial puede ser la llave para destacar en el mundo B2B. Te presentamos los puntos clave de cara a aplicarlo y conseguir los objetivos fijados.

Últimamente, el marketing experiencial está en boca de todos. En la enorme mayoría de los casos, se refiere a acciones B2C, pero esa tendencia está cambiando.

El mundo B2B está comprendiendo que el marketing experiencial no es una práctica exclusiva del B2C y está empezando a beneficiarse de unas técnicas que consiguen un engagement muy alto.

El marketing experiencial puesto en práctica

El primer impulso lleva a asociar marketing experiencial con eventos y únicamente con eventos. La verdad es que los eventos son solo una de las muchas técnicas que se pueden aplicar dentro del paraguas del marketing experiencial.

Un ejemplo más allá de los eventos se da cuando las marcas aprovechan espacios públicos para promocionarse. Este año, con motivo del estreno de la versión en live-action de El Rey León en el cine, se realizó una acción en una de las estaciones de tren más concurridas de París. En este caso, participaron los actores del musical de El Rey León que tuvo lugar en Disneyland París, ya que Disney aprovechó el tirón, llevándose a cabo otras producciones y eventos en torno a la promoción mucho más allá de la película.

Puntos clave en el marketing experiencial

Investiga tu público objetivo

Decidir lanzarse al marketing experiencial es el primer paso, el segundo debe ser investigar al público objetivo. Es importante tener en cuenta que no todas las acciones tienen el mismo impacto para todas las empresas o marcas.

Es decir, según quienes sean tus seguidores, decidirás qué acción llevar a cabo y nunca a la inversa. Incluso antes de dar este paso, se deberán analizar ciertos aspectos del público objetivo que indicarán cómo empezar a lanzar los mensajes y dirigirse directamente a ellos, planteándonos varias cuestiones como si:

  • ¿Son activos en redes sociales?
  • ¿Son receptivos con las newsletters o prefieren comunicados más breves?
  • ¿Prefieren un vídeo sencillo y explicativo?

Da importancia al poder del storytelling

El storytelling tiene una virtud principal y es que es capaz de hacerte destacar entre todo el ruido proveniente de las cantidades ingentes de publicidad que llegan a las personas todos los días.

Además, el marketing experiencial da otra vuelta de tuerca, puesto que es capaz de realizar esa función y de una manera más creativa que el resto. Es una combinación que une dos de los factores que más poder de atracción tienen de cara al público objetivo.

Adaptar el marketing experiencial al B2B

Tener en cuenta el recorrido del cliente

Dependiendo de la naturaleza y los servicios de cada marca o empresa, sus clientes contarán con un intervalo de tiempo hasta que finalmente se decidan a realizar la transacción y realicen la compra. Cuanto mayor sea el valor de lo ofertado, mayor será ese periodo.

Además, los clientes suelen tener diferentes interacciones con las marcas a lo largo de dicho recorrido, siendo muy importante conocer si se trata de la primera interacción, o si por el contrario es un cliente que ya nos conoce. Es importante que cada una de esas interacciones y clics sean positivos.

Pensar desde diferentes perspectivas

Una vez que se toma la decisión de apostar por este tipo de estrategia, el siguiente paso será decidir qué acción en concreto llevar a cabo. Existe una expresión inglesa que dice “think outside the box”, lo que traducido literalmente sería “pensar fuera de la caja”. Esa caja hace referencia a lo que ya se conoce, lo que podemos observar si hacemos una búsqueda rápida sobre acciones de este tipo.

De nada vale apostar por una técnica creativa y novedosa si a la hora de la verdad se va a copiar lo que alguien ya ha hecho previamente. Porque, tal y como ya se ha dicho, la misma acción no tiene el mismo éxito.

Saber cómo relacionarte con tu audiencia

En general, se cae en el error de dar mucha relevancia a la manera de comunicar en B2C y poca relevancia al hacerlo en B2B. Este error se hace más palpable al ver que cada vez son más los clientes del mundo B2B que valoran recibir una comunicación más cuidada y más detallada.

Además, se debe ser siempre fiel a la marca, sin caer en estilos que no casen con su historia y filosofía, y que finalmente puedan confundir a los clientes.

Descubre los 5 puntos clave para organizar un evento empresarial

Los eventos empresariales son una de las mejores formas de llegar a los potenciales consumidores y clientes. Conoce la manera de realizarlo con éxito.

A la hora de organizar un evento de empresa, es crucial conocer cuáles son las claves para que dicho evento sea todo un éxito. Además, el primer paso debe ser identificar las ventajas que se vayan a poder obtener, de cara a potenciarlas al máximo.

Cuando se asiste como espectador a un buen evento, puede incluso parecer que es sencillo lograr ese efecto. Nada más lejos de la realidad, requiere un gran trabajo y centrarse en los siguientes puntos clave.

1. Por qué organizar un evento de empresa

Esta es la primera pregunta que cualquier que piense en organizar un evento de empresa se debe hacer. Pese a que los eventos de empresa tienen un alto ratio de éxito, es importante saber si tu estrategia y tu marca lo necesitan o no.

Al fin y al cabo, lo que para una empresa puede suponer un éxito, para otra empresa puede suponer un fracaso.

Si entre tus objetivos está ganar visibilidad, mejorar la reputación de tu marca o llegar a más consumidores, organizar un evento puede encajar dentro de tu estrategia.

2. Las ventajas de organizar eventos de empresa

¿Tiene muchas ventajas la organización de eventos corporativos? Sí. Pero ojo, no aparecen de manera automática, hay que identificarlas y trabajar para que se hagan realidad.

La máxima debe ser que la inversión se justifique por el retorno que se obtenga del evento. En ese sentido, es muy importante tener claros los objetivos y saber cómo medirlos.

3. ¿Cómo debe ser un evento corporativo?

Uno de los mayores temores de los organizadores es que su evento pase desapercibido. Es decir, que los asistentes salgan sin sentir que les hayan ofrecido una experiencia memorable.

¿Qué hacer para evitar que esto ocurra? Tener muy claro qué se quiere comunicar y cómo se debe hacer. En ocasiones se cae en el error de centrar todos los esfuerzos en aspectos puramente logísticos, y pensar que al realizar una buena organización, el éxito llegará de manera natural.

El aspecto logístico es importante, pero también deben serlo las experiencias que se vayan a ofrecer a los asistentes, el contenido que vaya a formar parte del evento e intentar llegar a los sentimientos de los asistentes.

4. Tipos de eventos corporativos

Como se mencionaba anteriormente, lo que funciona para una empresa no tiene porqué funcionar para todas. En este sentido, es necesario fijar dos puntos para decidir qué tipo de evento necesita cada empresa.

El primero se fija según los objetivos. ¿Cuál es el objetivo del evento? Vender un producto, transmitir una idea… Dependiendo de lo que se pretenda, los objetivos irán en uno u otro sentido.

El segundo se fija según el público al que está dirigido. ¿El público conoce la marca o empresa o es una audiencia nueva? No es lo mismo comunicar a alguien un concepto por primera vez que comunicar a un público que ya conoce a la marca o la empresa. En el segundo caso, se podría ser más específico, mientras que en el primero habría que plantear un mensaje más general.

Los tipos de eventos pueden ser de marketing, con un aspecto más social, de tipo económico, culturales, corporativos…

5. Cómo organizar eventos para empresas

Lo primero que se debe tener en cuenta son los siguientes puntos: fijar el objetivo, programar la planificación, la ejecución y tener en cuenta cómo se realizará la medición del retorno.

Es decir, se debe realizar un trabajo global que abarque todos los aspectos y no dejar nada a la improvisación.

La elección del lugar donde celebrarlo tampoco se debe descuidar. En este sentido, los cines son uno de los lugares más óptimos donde celebrar un evento de empresa, debido a que son espacios concebidos para generar una experiencia memorable en los asistentes.

El marketing experiencial sigue siendo tendencia entre las empresas

El marketing experiencial sigue siendo una apuesta firme por parte de las empresas gracias a su probada efectividad frente a otras estrategias.

Si algo está quedando claro en los últimos tiempos en cuanto a tendencias en marketing, es que es mucho más efectivo descubrir el producto viviéndolo antes que por convencimiento por parte de las marcas.

Es decir, un consumidor prefiere descubrir los productos o servicios por su propia iniciativa y participando activamente en dicho proceso. La otra cara de la moneda sería ser bombardeado con información que en muchas ocasiones ni siquiera se ha pedido. Ese tipo de marketing cada vez es percibido como más intrusivo por parte de los potenciales clientes.

¿Cómo está el mercado B2B?

Los datos son bastante claros. Cada vez más las empresas están apostando por este tipo de acciones. Según un estudio de AgencyEA realizado a unas 700 empresas, el 67% reconoce que aumentó su presupuesto para marketing experiencial.

Sin embargo, aunque el 92% de estos encuestados afirma que es imprescindible incluir este tipo de acciones y eventos para alcanzar el éxito, calcular el ROI es complicado.

Un proceso más atractivo y natural

El marketing experiencial permite al consumidor diseñar su propio recorrido a la hora de conocer aquello que se le pretende presentar y contar su propia vivencia.

Esa personalización se traduce en una experiencia mucho más memorable que cualquier otro tipo de estrategia de marketing. Además, resulta un proceso más atractivo y sobre todo más natural de cara a la valoración del cliente.

La dificultad de medir el ROI

Una de las mayores críticas que recibe el marketing experiencial es la dificultad de medir el ROI, puesto que es complicado medir en términos cualitativos el éxito de sus acciones. En otro tipo de acciones, como las de marketing digital, se disponen de todos los datos perfectamente detallados.

En cambio, el marketing experiencial, al tratar de recrear experiencias más naturales, presenta esa barrera de cara a analizar el retorno de la inversión.

La buena noticia es que todas las encuestas realizadas a asistentes a eventos de marketing experiencial coinciden en que prefieren dichas acciones a las que son de corte más conservadora, como la publicidad más tradicional en radio o televisión, o incluso la publicidad online, puesto que muchos usuarios la encuentran excesivamente intrusiva.

La importancia de la voluntad de recibir publicidad

El marketing experiencial tiene el componente de la voluntad de los asistentes. Es un tipo de publicidad o promoción que únicamente se presenta a aquellos que quieren que se le presente.

Eso sitúa a los asistentes y potenciales consumidores en un plano mental mucho más idóneo de cara a recibir información. Además, generarán una opinión más positiva que cuando la reciben de manera involuntaria o intrusiva.