News Bohemian Rhapsody y una acción publicitaria de dos empresas británicas

freddie mercury, bohemian rhapsody, queen, ddb london, waitrose, john lewis
Bohemian Rhapsody ha sido el tema escogido por DDB London en el spot que escenifica la unión entre la cadena de grandes superficies John Lewis y la cadena de supermercados Waitrose.

24 octubre 2018

Acciones Marketing, Industria del cine

Bohemian Rhapsody ha sido el tema escogido por DDB London en el spot que escenifica la unión entre la cadena de grandes superficies John Lewis y la cadena de supermercados Waitrose.

DDB London ha creado un anuncio a lo grande, utilizando la famosa canción Bohemian Rhapsody de Queen como pieza fundamental de cara a comunicar la unión entre la cadena de grandes almacenes John Lewis y la cadena de supermercados Waitrose.

Dos empresas, Queen y una función infantil

El anuncio tiene como protagonistas a un grupo de escolares que están realizando una obra de teatro frente a sus padres. Esto hace que todos los componentes del anuncio sean un cóctel de éxito perfecto: niños adorables, una canción icónica y un escenario de clase media con el que gran parte del público se puede sentir identificado.

El director, Dougal Wilson, coge elementos del famoso videoclip de Bohemian Rhapsody y los adapta al anuncio. Esto provoca divertidas escenas en las que interactúan no sólo los niños, sino también otros componentes del vídeo, como los padres o profesores, creando así una atmósfera con la que se puede sentir identificado un público más amplio.

La elección de la canción y del momento en el que se ha hecho este anuncio tienen una razón de peso. El esperado biopic Bohemian Rhapsody, que narra la carrera del grupo Queen y en especial de su líder, Freddie Mercury, llegará a las pantallas este otoño.

La película lleva mucho tiempo generando expectativas debido a la incertidumbre que genera el saber si los creadores iban a ser capaces de captar la esencia de Queen y de Freddie Mercury.

Todas esas expectativas han hecho que tanto el grupo como el tema Bohemian Rhapsody vuelvan a estar de actualidad. John Lewis y Waitrose, de la mano de DDB London, han sabido ver esa oportunidad y han decidido, de manera acertada, incluir la canción en su campaña.

Una campaña en el momento justo

Este es un claro ejemplo del oportunismo en las campañas publicitarias. Coger un elemento culturalmente relevante y asociarlo a una campaña publicitaria asegurará cierta relevancia al anuncio.

Evidentemente, la campaña debe a su vez comunicar el mensaje de manera que llegue a los consumidores, pero asociándolo a algo reconocible ya se consigue cierto calado en la audiencia.

En este caso, el elemento escogido es una canción con un trasfondo cultural de mucho calado en Inglaterra. Por si fuera poco, la llegada de la película, del mismo nombre que la canción, generará en los espectadores un efecto recordatorio de la campaña, siempre y cuando haya conseguido calar en la mente de los consumidores.